La universidad pública

Se dice que las universidades públicas son una garantía de educación democrática, libre, plural. Y se cree.

En realidad son una parte del mecanismo social imperante. Funcionales en una situación de capitalismo.

Durante el conflicto de la oposición en Venezuela por el resultado de la elección de Maduro un periodista y un profesor de ciencia política de una universidad pública en un media propio se refirieron a… las formas posibles de haber hecho fraude, la debilidad del nuevo gobierno, sus conflictos internos, la crisis económica amenazante, la diferencia de carisma con Chávez… pero lo que nunca mencionaron al menos como posibilidad intelectual descartable fue un plan de golpe de la derecha venezolana y una maniobra desestabilizadora de Washington.

Científicos de esas universidades públicas se acogen a los empresarios para realizar trabajos de investigación.

Departamentos obtienen ingresos realizando tareas que les ordenan y pagan grandes empresas de particulares.

Profesores de ellas miran de qué modo se pueden insertar en los negocios privados para obtener ingresos adicionales.

Es posible que algunas universidades públicas incluso hayan cedido, arrendado, bienes suyos a grandes empresarios.

Es seguro que impulsores y gestores del sistema han sido formados en universidades públicas.

Su difusión interna y externa excluye o minimiza de manera consciente los pensamientos opuestos al sistema.

La orientación de la labor de la universidad pública le es dada desde el poder… militar, económico, político.

En un tiempo de crisis y crítica es importante que la base social tenga claro que la universidad pública no es el espacio de reflexión abierto, científico, que anuncian y enseñen sus teóricos. Es pragmática y sus administradores académicos son militantes políticos directos o no.

Posiblemente la universidad pública sea más seria que las privadas en la formación de mejores profesionales para desempeñarse en los negocios y el estado. Quizás pueda ser gratuita en esa misión.

Para cambiar estas universidades públicas hay que tener fuerza social, política… y un programa de nuevo sistema.

Contacto romulo.pardo@gmail.com