Las carreras de vehículos 4×4 destruyen el medio ambiente

Sylvia Ubal    08.Ago.2008    Opinión

Miles de hectáreas vírgenes en Venezuela desparecen por este deporte

He recibido varias denuncias sobre la destrucción que hacen los vehículos 4X4 en el medio ambiente

Algunas personas en su mayoría jóvenes con altos ingresos económicos, se asocian a clubes mercantilistas de rústicos para ser copartícipes de esta acción depredadora.

Un video de la Sra. Valentina Quintero sobre el deporte de los vehículos 4×4, nos muestra como esas prácticas destruyen la capa vegetal con sus cauchos, abriendo camino para trazar sus rutas, que es el mismo daño que ocasiona la quema de los árboles, la tala y la explotación minera, sin reparar en los múltiples impactos que generan.

Gracias a esta acción destructiva del hombre amante de esta disciplina, el suelo ya no será apto para ninguna siembra. El primer impacto, son los caminos agrícolas por el progresivo deterioro del suelo por la erosión que causan, ya que su peso, potencia y neumáticos son capaces de erosionar con facilidad la superficie de los caminos. Este deterioro se incrementa de forma notable en los periodos de lluvia, ya que el camino se reblandece y forman surcos, lo que puede dejarlo intransitable.

Ya que circulan indiscriminadamente por caminos de tierra montañosos además de dañar los pastos, los arbustos y la vegetación de un gran valor ecológico y paisajístico dañan los pastizales que necesita la ganadería.

En décadas anteriores habían miles de hectáreas vírgenes en Venezuela, pero luego del paso de miles de vehículos 4X4 ya son muy escasas, no hay árboles, ni vegetación, las aguas de los ríos y quebradas se encuentran en su mayoría contaminadas por el paso de estos vehículos que dejan restos de combustibles, lubricantes y otros agentes que ocasionan la muerte de importantes especies.

Como estos deportistas adinerados hacen su deporte en las zonas rurales, donde las personas que habitan son de muy escasos recursos económicos, deben de acudir a alguna administración publica a solicitar ayuda, por estos daños que conllevan a un gasto extra no vinculado a sus actividades productivas de estas zonas rurales, sino a temas meramente deportivos.

Otro impacto de importancia se relaciona con la fauna existente, los atropellos son más frecuentes en determinadas épocas del año, coincidiendo con el periodo de reproducción y de dispersión de las especies de fauna silvestre.
Existen determinadas fajas de terrenos naturales que tienen una clara función de conexión, por donde se trasladan los animales. Son estos espacios los más utilizados históricamente para la construcción de vías de comunicación y por tanto, los más frecuentados actualmente por los 4×4.

El medio ambiente sufre la invasión de estos móviles

Los grupos más afectados sin duda son los anfibios y reptiles, son los atropellos por las altas velocidades.

Otra fuerte contaminación acústica que provoca la circulación de los 4×4 y sus efectos sobre la fauna silvestre. El ruido generado por este tipo de vehículos está considerado un agente perturbador que provoca estrés en la fauna silvestre.

Como dice el video de la Sra. Valentina Quintero, irónicamente se premian maquinas, motores, marcas, cauchos y la gran destreza de los hombres depredadores. Muchas empresas apoyan y patrocinan estos eventos, tales como Toyota, Bridgestone, Movilnet, Beco, Polar, Coca Cola, Globovisiòn, AXN, Pirelli, El Nacional, Circuito X, Banco Mercantil, Energizar Millard y muchas otras mas. Con el afán de vender sus productos y sus servicios son participes de esta maldad que atenta contra los espacios naturales de nuestro País y del planeta

Yo me pregunto: ¿Cuántas de estas personas que practican este deporte están dispuestos a sembrar un árbol o cuidar un animal como para remediar aunque sea la milésima parte de lo que han destruido?

Debemos de tomar conciencia de que los suelos infértiles será la consecuencia que tendremos en el futuro y se debería de tomar acciones contra estos Clubes.

Estas acciones son también “Crímenes de Lesa Humanidad” ante el exterminio de acabar con el medio de vida de las generaciones futuras.

sylviaubal@gmail.com