Medicina Basada en Evidencia (MBE), Personalizada (MP) y la Evolutiva (ME)

Las “recomendaciones” no necesariamente obligatoriedad, porque no todos los enfermos responden igual

Intentaré resumir estos conceptos para una mayor comprensión general de la comunidad en general , sin ahondar mucho en terminología médica, estadística y metodología investigativa.

Actualmente muchas sociedades científicas en el mundo relacionadas con la medicina y la salud han sacado “recomendaciones” en relación a prevención, tratamiento o medidas para contrarrestar la COVID-19 y el daño que está ocasionando la pandemia por el CovSARS2 en el mundo. La Sociedad Venezolana de Infectologîa (SVI) por supuesto no se quedo atrás al estar dando varias “recomendaciones” de prevención, tratamientos y alertando sobre ciertas medicinas alternativas o pseudociencias. Aplaudo la iniciativa de las medidas recomendadas de la SVI que hasta ahora han sido una recopilación de mejores resultados en forma general en Venezuela y en ciertas partes del mundo. En no todos los países se están tratando igual a los enfermos positivos con síntomas y signos o a los positivos sin síntomas. Los protocolos médicos son cambiantes y más si están aplicando la teoría Bayesiana del matemático ingles Thomas Bayes (1702-1761) que intentaba de determinar las probabilidad de las causas mediante la observación de los efectos, de ahí su teorema de “Bayes” el cual fue seguido posteriormente por Laplace y Condorcet.

Estamos en ensayos, errores y ver la probabilidades de éxito con esta pandemia y todavía no tenemos MBE en relación a Covid-19. Se han hecho algunos ensayos en muchas partes, pero falta mucho para catalogarlos como parámetros estrictos, serios y científicos en la metologîa investigativa para hacer una Evidencia clara o “”RECOMENDACIONES”” definitivas y no obligatorias por todos los países o los enfermos. Pero aun así pueden ser valederas para ciertos grupos de pacientes con la enfermedad o sin ella. La OMS y la OPS entran también en estas recomendaciones iniciales.

La MBE está siendo cuestionada por algunos grupos porque realmente se están haciendo estudios de evidencia sobre si realmente se aplicaron todos los parámetros de la metodologías (aleatoriedad, multicêntricos, transversal, longitudinal, estratificados, doble ciego, paridad, etc) y además las recomendaciones no aplican a todos los sectores de los pacientes, estratos o conglomerados, pues no todo responden bien a las recomendaciones hechas según las evidencias. Se escapan muchas variables no aplicadas en estos estudios. Aun así es lo “mejorcito” que tenemos actualmente para recomendar algún tipo de tratamiento o terapia. Pero tiene que quedar claro son “recomendaciones” no necesariamente obligatoriedad, porque no todos los enfermos responden igual y algunos inclusive pueden empeorar. Por eso las controversias entre grupos, médicos y especialistas de cada ramo de la medicina y si se trata de procedimientos quirúrgicos aun mas controversia, y no se diga si se cuela medicinas o tratamientos alternativos. Los cuales también pueden ser efectivos en algunos enfermos o grupos reducidos, al igual que el placebo para algunos.

La medicina se dirige, aunque ya existe, a la Medicina Evolutiva y personalizada (ME-MP) donde las condiciones, genéticas, ambientales, los estratos sociales, la situación económica, la pobreza,raza, las emociones, el estrés, las comorbilidades, las condiciones del saneamiento local de cada individuo hay que personalizarlas e individualizarlas; no todas las personas son iguales, no todas responden igual a un tratamiento establecidos. Hay múltiples variables en ese ser que se acerca para recibir ayuda y de repente solo con saberlo escuchar y observar se detecta alguna alteración física o mental, incluso con tocarle el hombro puede ser que lo ayudemos en su estado de incertidumbre.

En estos momentos de mis observaciones, lecturas, educación en ciencia, filosofía, experiencias de vida propia y trabajo me quedo con esta medicina personalizada, individualizada de promoción y prevención en la salud. Aunque la academia no me formo para esta medicina evolutiva y personalizada, no por eso no la voy a realizar si la puedo seguir haciendo. La academia médica debe estar en onda con estas nuevas tendencias y que han sido muy rebelde de ser aceptada en muchas partes de mundo, pero siguen habiendo personeros en defenderlas y proponerlas, en la cual me anoto hasta que la respiración, la sístole y la diástole lo decidan.

Recordar la frase famosa “No hay enfermedades, solo enfermos”. La comunicación con los pacientes es vital, sus patologías tienen siempre una historia, hay que buscar las causas de las causas y llegaremos al estado social, político, el ambiente, sus medios, estilos de vida, genética y en ese momento la libre asomará la cola o saltará y daremos con el posible diagnostico del enfermo y así lo orientaremos o ayudaremos mejor. “La verdades son relativas, no absolutas”.

Rubén D. Lopera Ch / Venezuela
suramericapress

.