Llegan a Paraguay observadores internacionales del caso Curuguaty

El juicio oral y público del caso Curuguaty durará hasta el 28 de agosto, se realizará en la sala 2 de juicios orales en el segundo piso de la torre sur del Palacio de Justicia

Los primeros observadores internacionales del juicio oral y público del caso Curuguaty llegan a Paraguay. Se trata de expertos internacionales en Derechos Humanos. Destacadas personalidades como la argentina Nora Irma Morales de Cortinas, referente internacional de las Madres de plaza de Mayo, línea fundadora; Leonardo Wexell Severo, brasileño, Asesor de la Secretaria de Relaciones Internacionales de la CUT-Brasil; María Celina Giraudy abogada argentina, representante de la organización internacional Cejil; Rodrigo de Medeiros Silva abogado brasileños del MST Vía Campesina; Damian Segura comunicador argentino, representante del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI); Oscar Torres abogado chileno, representando a los movimientos sociales de ese país y Alirio García, dirigente campesino de Colombia.

Estos observadores llegarán a lo largo del día de hoy, con la finalidad observar la situación del caso Curuguaty y del respeto a los derechos humanos y procesales del proceso judicial que se sigue por la masacre de Marinakue el 15 de junio de 2012. Este proceso judicial ha sido objeto de preocupación internacional, por las repetidas denuncias de violaciones al debido proceso y a las garantías procesales a la defensa y a los imputados y acusados. Últimamente la preocupación viene dada por la persecución administrativa con carácter punitivo y coaccionante a la defensa técnica del caso Curuguaty, mediante un sumario iniciado a partir de acusaciones de la jueza de garantías Janine Ríos y del fiscal de la causa, Jalil Rachid.

Durante el transcurso del juicio se espera el arribo de más observadores internacionales, entre ellos el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez. El juicio oral y público del caso Curuguaty durará hasta el 28 de agosto, se realizará en la sala 2 de juicios orales en el segundo piso de la torre sur del Palacio de Justicia. Organizaciones paraguayas de derechos humanos han solicitado que se realice en un salón de mayor capacidad puesto que la sala 2 sólo tiene capacidad para 60 personas.