Los medios de comunicación en Suecia

Es común decir que una de las funciones de los medios es controlar y criticar al poder. Sin embargo eso no es tan fácil ya que los medios son parte del poder.
Ilutración:veckotidning.com

La mayoría de los principales medios son propiedad de compañías con fines de lucro y tienen editoriales liberales.
El grupo Stampen tiene 14 diarios, entre ellos el Göteborg posten (el correo de Gotemburgo).

El Grupo Bonnier actualmente tiene operaciones en 16 países especialmente en el norte de Europa, y actualmente incluye alrededor de 175 empresas. El grupo Bonnier posee el diario Dagens Nyheter, el vespertino Expressen, Dagens Industri, Bonnier Tidskrifter, Industria cinematográfica sueca (Svensk Filmindustri) y el Grupo de medios sueco (Mittmedia koncern). Este último grupo tiene más de 30 diarios como Östersunds-Posten, Länstidningen Östersund, Dala-Demokraten, Nynäshamns Posten, Falu-Kuriren. En 2019, el Grupo TV4 y MTV Oy fueron vendidos a Telia. Telia es en un 40% estatal. El 62% de las acciones están en manos de accionistas suecos. Un 11% está en manos de accionistas norteamericanos.

El grupo Schibsted, un grupo de medios noruego con sede en Oslo, también tiene diarios en Suecia como el Svenska Dagbladet y el vespertino Aftonbladet. El grupo Schibsted tiene el 91% de las acciones del vespertino Aftonbladet mientras que el restante 9% son de la central de trabajadores LO.

Estos grandes grupos forman la opinión de la gente

Es natural que esos diarios no informen los sucesos de un punto de vista de los trabajadores. No se da mucho lugar al desmantelamiento del bienestar social, ni a los problemas sindicales, o a la inseguridad laboral.
En diciembre Dagens Media publico una lista con los jefes de redacción mejor pagos en Suecia. Peter Wolodarski del Dagens Nyheter tuvo un ingreso de 4.8 millones de coronas durante el 2018.

Tomas Matsson anterior jefe de redacción del Expressen tuvo un ingreso de 4 millones de coronas en el 2018. Jan Helin, director de medios en la televisión sueca tuvo un ingreso de 2.4 millones de coronas. Tove Lifvendahl jefa de la redacción política del Svenska Dagbladet tuvo un ingreso de 1.5 millones de coronas.

Tomas Franzen director de la junta de varias empresas de Bonniers tuvo un ingreso de 10.1 millones de coronas anuales. Peter Hjörne el magnate de Stampen tuvo un ingreso de 10 millones de coronas anuales. Raul Grünthal jefe de la sección sueca de Schibsted tuvo un ingreso de 6.8 millones.
El sueldo anual medio de un trabajador es 325 000 coronas anuales.
Los hombres y la forma de pensar se forman según la realidad en que viven. Todos esos jefes de redacción por supuesto tienen una visión que refleja la clase a la que pertenecen.

Rolando Zanzi

suramericapress