Mientras Capriles pide repetir las elecciones

Maduro conformó su gabinete

El presidente de Venezuela mantendrá a la mayoría de los ministros que acompañaron su período como mandatario encargado. Anunció que se desdoblará el área económica en un Ministerio de Planificación y otro de Finanzas, para el que designó a Nelson Merentes, quien antes dirigió el Banco Central. Por su parte, el opositor Henrique Capriles insistió con que una vez finalizada la auditoría de los comicios, no quedará otra opción que “repetir las elecciones”.

Maduro ratificó en sus puestos a los ministros clave que se desempeñaron durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez, entre ellos a los titulares de Relaciones Exteriores, Elías Jaua; de Petróleo, Rafael Ramírez; de Defensa, Diego Molero, y el de Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

El presidente venezolano indicó que este nuevo equipo conformará lo que denominó su “gobierno de calle” y “arrancará este lunes 22 de abril, acelerado, con pie de plomo” a recorrer el país. En una cadena por radio y televisión, Maduro ratificó “en primer lugar” y como un “deseo del comandante Chávez” a Jorge Arreaza, yerno del fallecido presidente, en la vicepresidencia del país, calificándolo de “humilde, trabajador y capacitado”.

El mandatario informó asimismo que el anterior ministerio de Planificación y Finanzas será dividido en dos, y ratificó al frente de Planificación al ministro Jorge Giordani, en tanto designó al actual presidente del Banco Central, Nelson Merentes, como nuevo ministro de Finanzas. “Merentes es un cerebro en economía”, dijo el presidente. “Trae nuevas fuerzas, nuevas ideas (…) Vamos a crear nuevas zonas económicas para controlar los factores perversos especulativos, inflacionarios”, dijo Maduro.

El actual director del Servicio de Inteligencia, general de división Miguel Rodríguez, fue nominado como ministro de Interiores “para que proteja y construya las bases de la paz” en el país, advirtió Maduro, quien también designó al dirigente chavista Jesse Chacón al frente de la cartera de Energía Eléctrica, que deberá poner fin a los apagones que se viven a diario en Venezuela.

En tanto, el opositor Henrique Capriles se mantiene en su postura de no reconocer al gobierno. En una entrevista publicada hoy por el diario españo “El Mundo” expresó que tras la auditoría aceptada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) no quedará otra opción que “repetir las elecciones” total o parcialmente.

“Si no son totales, parciales. Pero esa parcialidad abarca a un número de electores tan grande como para no sólo acortar distancias, sino para darnos la victoria”, sostuvo Capriles, quien denunció que se hallaron “varias irregularidades” en el 54 por ciento de comicios auditados hasta el momento. Precisó que esas presuntas irregularidades tratan sobre “inconsistencias entre el acta y el escrutinio, violencia en los centros, votos asistidos, proselitismo en los centros, gente que votó dos y tres veces”.

El sábado el CNE informó que la auditoría de los comicios que se realizará por pedido de la oposición no modificará el triunfo de Nicolás Maduro, que el viernes juró como presidente. Sobre este punto, Capriles dijo que el CNE quiere “hacer una revisión simple de números”, pero que cuando finalice la auditoría “los resultados se presentarán ante el país y el mundo”. “A partir de ahí, el gobierno puede quedar bajo la sombra de la legitimidad o de la deslegitimidad”, expresó, y reiteró que “este es un gobierno del ‘mientras tanto’, hasta que el país sepa la verdad”.

También se refirió a las muertes tras los ocho muertos y más de 60 heridos que dejaron las protestas luego de los comicios, por los que el gobierno responsabiliza al líder opositor. Capriles sostuvo que esos hechos de violencia “son mentira” y que los muertos “no tienen que ver con violencia política, sino con la violencia habitual”. Insistió en que “esa es la agenda que quiere el gobierno” para “no hablar de auditoría, de la suciedad en las elecciones, de los problemas sociales, los económicos” y acusó al oficialismo de perseguir “a los trabajadores públicos” en represalia por los resultados de la elección.

Fuente