Pueblos en lucha

Marzo llegó colmado de rabia, voluntad y mucha organización. Las calles son el teatro de operaciones

Prensa OPAL    08.Mar.2020    Opinión

Marzo llegó colmado de rabia, voluntad y mucha organización. Las calles son el teatro de operaciones, como es la costumbre. La lucha contra los represores, carabineros, los defensores del régimen, ya cuenta con más organización.
Son cientos de jóvenes, mujeres y hombres, adultos y niños que se suman a las filas que ofrece resistencia a “la yuta”. Valientes todos/as, alcanzando niveles de organización que ya podrían, perfectamente, ser llamada milicias urbanas.

Armados de piedras, cócteles molotov, miguelitos, láseres, y una creativa imaginación táctica, batallan de manera frontal. Se les ve huir, pero sólo en repliegue, de retirada, para luego regresar en grandes números a golpear a los que acostumbran a maltratar a su pueblo.

Y es ahí también, en la calle, donde la confrontación escala nuevas formas de dar batalla al régimen, a los corruptos, donde el pueblo va construyendo un fuerza, un poder, basado en la determinación e inteligencia táctica de sus buenos/as hijos/as.

Esa fuerza, multiplicada por millones, en un marzo que recién comienza es parte de la fuerza que deberá echar a Piñera, y con él, de facto, en los hechos, se estará dando un paso enorme para echar a todos los corruptos.

Y es esa fuerza popular, la que está en las calles, en las asambleas resolviendo sus demandas, en los liceos, universidades, faenas, puertos, etc., la que, con todo el poder, deberá ponerse a la cabeza del proceso americano que comenzará por Chile. Es decir, deberá ponerse a la cabeza de la revolución americana.