Morales dice que su retorno a Bolivia depende del voto, alista control electoral

Carlos Corz    27.Sep.2020    Bolivia

En un contacto telefónico desde Argentina y en un acto de campaña, el expresidente Evo Morales aseguró que su retorno a Bolivia depende del voto de sus militantes y del triunfo del MAS en las elecciones del 18 de octubre. También dijo que habrá riguroso control electoral que permitirá contar con las 35.000 actas de sufragio para hacer el seguimiento del conteo.

“Quiero decirles muy en serio, muy responsable, mi retorno depende del voto de ustedes, estoy seguro de que no me van a fallar”, sostuvo desde Argentina, donde se encuentra asilado y dirigiendo, como jefe de campaña, la estrategia electoral de sus candidatos Luis Arce y David Choquehuanca.

Adelantó que tras su retorno acudirá a seminarios y talleres que lo inviten para contar su experiencia al frente del gobierno. “No voy a estar de presidente, voy a tener tiempo”.

Más temprano, en una entrevista con la emisora de los cocaleros Kawsachun Coca, informó que se está organizando un riguroso control electoral para contar con las 35.000 actas electorales con la finalidad de hacer seguimiento y alertar a la comunidad internacionales de la eventualidad de un fraude electoral.

“El objetivo es que al día siguiente (de las elecciones), juntemos las 35.000 actas, si bien a través del sistema nos quieren hacer fraude convocamos a la comunidad internacional”, anunció e informó que tiene cooperación de expertos para detectar cualquier irregularidad.

Morales ya había anticipado que de ganar las elecciones el MAS volverá a Bolivia, lo que desató una serie de críticas de sus adversarios políticos. “Ganamos las elecciones, al día siguiente estoy entrando por Yacuiba, retornando a Bolivia”, expresó 18 de septiembre en un acto público en localidad tarijeña de Caraparí.

El expresidente se encuentra en Argentina, adonde se dirigió desde México, primer país en el que se asiló tras dimitir a la Presidencia en medio de denuncias de fraude electoral, un motín policial, un paro cívico y la sugerencia de militares de dimisión.

La Razón Digital