Bolivia-Fondos buitres

Morales relieva impulso que dio G77 en Bolivia a la reestructuración de deudas soberanas

El presidente Evo Morales relievó el miércoles el impulso que dio la cumbre del G77+China, que se desarrolló en junio en Bolivia, a la reestructuración de deudas soberanas, mecanismo que ayer la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobó por 124 votos a favor y 11 en contra.

“Ahora de verdad exportamos políticas sociales, económicas nuestra forma de vivencia y complementariedad y solidaridad, finalmente esta clase de eventos reconocen que nuestra lucha, conciencia y participación de ustedes no fue en vano, seguimos siendo referente mundial”, dijo.

La ONU aprobó un marco legal sobre la reestructuración de deudas soberanas, que protegerá a los países de la embestida de los fondos buitre contra sus recursos soberanos, documento que fue impulsado por Argentina y el G77 más China, que lidera Bolivia.

El Presidente saludó el comentario que realizó la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, cuyo país sufre directamente la arremetida del sistema financiero imperial, en su cuenta twitter, en la que plasmó un reconocimiento a la presidencia de Bolivia en el G77+China por la aprobación del mecanismo.

“Saludar de manera pública a la Presidenta de Argentina, ayer mediante su twitter reconoció a la presidencia del G77 más China y decía, gracias a Bolivia esto se aprueba en Naciones Unidas, es trabajo solidario de país a país, de vecino a vecino”, mencionó en la entrega de una sede sindical a la Federación de Mineros de Oruro.

Recordó que durante el acontecimiento internacional de junio, que reunió a representantes de 130 países miembros del G77+China, el Estado Plurinacional de Bolivia cuestionó la arquitectura financiera del imperialismo y del capitalismo y se planteó la “emancipación” del “yugo financiero” internacional, que amenaza la estabilidad de las naciones, a través de un nuevo sistema que priorice los requerimientos de la actividad productiva de los países del Sur.

“Debemos sustituir las instituciones financieras como el FMI por otras que permitan una mejor y mayor participación de países de sus estructuras de decisión hoy en manos de potencias internacionales”, dijo.

ABI