Pascual Serrano denuncia el silencio de portada

Pascual Serrano

El caracter mercantilista de los medios determina la visión que presentarán de los países.

“Los gobiernos que favorecen el desarrollo comercial y económico del grupo que está detrás del medio de comunicación, serán bien tratado, en tanto aquellos que los dificultan serán castigado” resumió el periodista español Pascual Serrano al analizar la forma en que los medios de comunicación internacionales reflejan la realidad de Latinoamérica.
En el seminario sobre la forma en que los medios de comunicación europeos reflejan la realidad latinoamericana, realizado en el reciente Foro Social Europeo en Malmö, Suecia, Serrano denunció el fenómeno del “silencio de portada”, política de los medios en mantener información agresiva y contraria a los gobiernos progresistas que lesionan los intereses de las grandes transnacionales, o de silencio como si nada pasara, para aquellos gobiernos que benefician sus negocios.
Serrano, uno de los editores del sitio informativo y de análisis www.rebelion.org compartió la exposición con los periodistas Ignacio Ramonet y Grover Cardozo.
“Tengo la sensación de que los medios europeos muestran un protagonismo importante de los países pogresistas para dar una imagen de crisis, crear una sensación de angustia, de que algo está pasando, mientras que los gobiernos amigos de esos medios, tienen poca presencia para dejarlos tranquilo en la aplicación de sus políticas neoliberales” enfatizó Serrano en la apertura del seminario.
“Por ejemplo, para un lector de España, los personajes Hugo Chávez, Evo Morales, son conocidos, mientras que, por ejemplo, Alan García o Felipe Calderón, no le resulta familiares”.
“Los presidentes que no gustan al gran capital están en la agenda informativa cotidiana mientras que los demás gozan del silencio pese a que, como en Perú, hay grandes movilizaciones que nadie conoce”.
Serrano recordó Perú tuvo una gran presencia en los medios internacionales mientras el candidato Ollanta Humala -un nacionalista amigo de Hugo Chávez- encabezaba las encuestas y hasta poco después de haber ganado la primera vuelta de las elecciones presidenciales. “Cuando ya en la segunda vuelta logran que el candidato del dinero, Alan García llegue al gobierno, Perú desaparece de la agencia informativa”.
Al mismo tiempo denunció que esos medios ocultan los logros de los gobiernos progresistas. “Por ejemplo se silencian las misiones que hay en Venezuela o el trabajo de los médicos cubanos en todo el mundo”.
Otro aspecto recurrente es la estimagtización de los líderes. “La recurrente acusación de dictador a Hugo Chávez, o inventarse mentiras absurdas como cuando el plebiscito constitucional que se decía que Chávez quería ser presidente vitalicio, cuando lo único que se proponía era la posibilidad de reelección como es el modelo europeo. La reforma constitucional de Chávez, que en nuestros países se denunciaba escandalosamente como un intento de quedarse eternamente en el poder, era tener las mismas posibilidades de reelección que el presidente de España o de Francia”. Sin embargo, explicó, “se lo presentaba como un presidente que quiere hacer cosas ilícitas, antidemocráticas”.
“Es más facil satanizar a un líder que a todo un proceso, y de esa manera promueven el mecanismo de derrocamiento” advirtió Serrano.
“Otra cosa que hacen es convertir en crisis o escándalo lo que en otros países es algo normal. Por ejemplo cuando se propuso una ley para impedir que los niños en Venezuela fueran inscriptos con nombre humillantes. Los medios de la oposición comenzaron a decir que el gobierno quería prohibir que los padres bautizaran a sus hijos como quisieran y que además habían puesto una lista limitada de 50 nombres. En primer lugar, una legislación que prohiba poner nombres humillante a los hijos existe practicamente en todos los países, y la lista era apenas unos ejemplos para inspirar a los padres a poner a sus hijos nombres más normales”.

Campaña orquestada
Serrano advirtió que las denuncias contra las gobiernos progresistas no son casuales ni espontáneas, ni es la decisión de un periodista o columnista.
“Hay toda una operación combinada y se puede ver una línea editorial de acoso. Se publica una noticia, apoyada por una editorial, al día siguiente con la firma de un periodista de plantilla otro artículo con su correspondiente interpretación en la página de economía u otra sección, y si hace falta hasta en la cartelera de cine presentando, por ejemplo, la película Comandante, sobre el `dictador` Fidel Castro. Hasta el último detalle del períodico, hasta el último pie de foto forma parte del proyecto coordinado integral de atentado contra un proyecto político”.
De la misma manera, sostuvo el periodista y escritor, esos medios legitimizan acciones de la oposición que no admitirían en sus países.
“Se defienden movimientos separatistas independentistas en Bolivia que no se permitirían en España, se permite una violencia callejera en Venezuela -las conocidas guarimas- que nunca se permitiría en nuestro países, o se hace famosa, como en el caso de Cuba, a una blogera cuando nunca se presta atención a otros blogeros en otros países”.
“En cambio para los gobiernos amigos, convierten en verdad periodista lo que es conveniente para esos gobiernos. El caso de Colombia donde los contenidos de los supuestos ordenadores de Raúl Reyes, que no serían reconocidos como prueba en ningún tribunal, son dados por verdaderos para los medios españoles”.