Puertorriqueños votarán en referendo no vinculante el próximo 6 de noviembre

Los puertorriqueños sufragarán el próximo martes 6 de noviembre, al igual que los estadounidenses

Los boricuas escogerán el próximo 6 de noviembre a un gobernador y representantes de la asamblea, además de elegir si desean la independencia de EE.UU. o seguir como Estado asociado. Sin embargo, este referendo no es vinculante y los resultados pueden ser rechazados por Estados Unidos.

El próximo 6 de noviembre los habitantes de Puerto Rico acudirán a las urnas electorales para elegir al próximo gobernador de la región, alcaldes y representantes legislativos, regionales y municipales, pero también decidirán si desean mantener el estatus político territorial como Estado Libre Asociado (ELA), aunque el referendo no es vinculante.

La enviada especial de teleSUR a Puerto Rico Madelein García reportó que son “dos millones 400 mil ciudadanos puertorriqueños los que están llamados a ejercer su derecho al voto”.

Agregó que “los boricuas tendrán la oportunidad de escoger a un gobernador que los representa ante Estados Unidos, pero sin tener voz ni voto, así como a 78 alcaldes y representantes legislativos, regionales y municipales”.

García añadió que “además de la elección del gobernador, se hará un referendo consultivo que no es vinculante. Se le preguntará a la gente si quiere mantener su status político territorial actual, Estado Libre Asociado”.

“De ser rechazada, tendrán una siguiente pregunta: Anexión a los Estados Unidos para formar el estado 51; la independencia total de EE.UU; o seguir la dependencia de los Estados Unidos, pero con algunas concesiones”, añadió la periodista de teleSUR.

El hecho de que el referendo no sea vinculante ha hecho que el ánimo y las ganas de ir a votar sean bajas entre los ciudadanos puertorriqueños. “Los ánimos son bajos, se percibe muy poca motivación en la víspera de estas elecciones”, reportó García.

El director del Instituto Franklin de Investigación en Estudios Norteamericanos y profesor de la Universidad de Alcalá (España), José Antonio Gurpegui, aseguró que “voten lo que voten el 6 de noviembre, la isla no tendrá la última palabra, no sólo deciden los puertorriqueños, los Estados Unidos también tendrían que decir si quieren o no que la isla sea el estado número 51 o ser independientes”.

Gurpegui dijo que “la isla escogerá seguir como está. En la situación actual los puertorriqueños reciben infinitamente más de lo que dan a los norteamericanos, así que no creo que les interese mucho la independencia ni ser uno más de los Estados Unidos”.

La isla de Puerto Rico es desde 1952 un Estado Libre Asociado (ELA) de Estados Unidos. Los boricuas, ciudadanos americanos desde 1917, nunca han votado para pertenecer a los Estados Unidos ni para solicitar su independencia.

Tomado de: teleSUR-EFE-ABC/vg - FC