¿Qué es la monarquía no sanguínea o bipolar?

Parece mentira que la mayoría de los pueblos se dejen engañar con las falsas democracias y sigan participando de elecciones, donde en realidad no eligen.
En las escuelas, los programas educativos tocan este concepto muy superficialmente, confundiéndolo con el acto de votar.

Y ya es hora de que nos demos cuenta, de que por el hecho de votar no estamos ejerciendo la democracia.
De esto se valen los inescrupulosos, para legitimar sistemas y funcionarios en los gobiernos, dentro del Poder Judicial, Legislativo y Ejecutivo, que no representan a nadie, salvo a su propio partido, cuando deberían representar al pueblo.
Y además, vemos instauradas verdaderas monarquías bipolares, sin que los ciudadanos se den cuenta, de lo que es esto.

En la Monarquía tradicional, los hijos eran los sucesores, quienes se preparaban para ejercer sus funciones.
Los gobiernos totalitarios y monárquicos del siglo XXI, suelen instaurar una sucesión no sanguínea y alternativa entre dos personas, que no son familiares, pero que pertenecen al mismo partido. Para dar un ejemplo, en la Provincia de Córdoba, se suceden de ese modo, Juan Schiaretti y José Manuel de la Sota. Hay dos polos que pretenden eternizarse en el poder, que es lo que llamo Monarquía Bipolar. Y esto también debe estar sucediendo en otros países.

Pero lo novedoso de esta nueva forma de gobierno, es que quiere aparentar ser democrática, pero sin que haya internas. O sea, que a los candidatos los postula a dedo el partido y se miden por encuestas dudosas, sin que el pueblo pueda proponer o elegir.
Naturalmente, que la democracia consiste en elegir libremente al candidato, donde cualquiera pueda proponerse dentro del partido a que pertenece. Pero, lamentablemente, las internas han desaparecido. Salvo en el orden Nacional, para presidente y vice.
Y no debe importarnos, si el pueblo vuelve a elegir a quien gobernó anteriormente, ya que tiene ese derecho, si es que gana la interna partidaria. Pero de otra forma, el pueblo no tiene opciones y debe decidirse entre quienes se autoproclaman indefinidamente usando alternancias no sanguíneas, sin participación en internas y avasallando al sistema democrático.

No es lo mismo elegir a un candidato entre los que se quieren postular, que elegir entre candidatos que no han sido elegidos, previamente, por el pueblo.
Este es el motivo por el cual, los malos gobernantes siguen en el gobierno, ya que todos los partidos hacen lo mismo, en los tres poderes de gobierno.
Los jueces duran casi toda la vida (Monarquía, no hereditaria) son nombrados por el Consejo de la Magistratura, que también está manipulada por los partidos políticos.
Los legisladores tampoco dejan su lugar en el Congreso ni en la Unicameral. Tampoco son elegidos previamente, sino los elige el partido.

De modo que todos representan a la cúpula del Partido y no al Pueblo, que debería elegirlos. Pero claro, al no rebelarse contra esto, privándolos del voto, el pueblo convalida la estafa antidemocrática. Y por supuesto, su propio calvario.
Pero lo peor, es que si su partido gana, sale a festejar, sin darse cuenta de que la perinola, acaba de caer en TODOS PIERDEN. La estafa fue consumada y la democracia se derrota a sí misma, sin que nadie lo note.

Otro ejemplo de Córdoba, es que hay partidos políticos minoritarios, de izquierda, donde hace muchos años los candidatos para diputados son los mismos, o es uno solo que se repite, como si no hubiere otros dentro del grupo. Si en esta postulación vitalicia no vemos a un poder monárquico, estamos ciegos.

Por otra parte, el Poder Judicial tiene en Córdoba, poderes Legislativos. Puede modificar leyes mediante Acordadas. Y a pesar de ser un Poder público, puede otorgar a un organismo Privado como Argentina Vende, algunos asuntos que son de su propia incumbencia (como es el caso de las subastas judiciales online). El Poder Ejecutivo cordobés, también puede hacer, licitaciones de obras públicas por Internet.
En Brasil, también se licita una obra por Internet, pero por partes o tramos. Es decir, una ruta se divide por un determinado kilometraje y se brinda la posibilidad a las empresas chicas y medianas, para que puedan competir y crecer.

En Córdoba, las obras viales son grandes y las toman empresas importantes, casi siempre las mismas, en desmedro de las empresas medianas y chicas, que se quedan fuera de competencia. Si se pintan las escuelas, iglesias, etc., todas van a la misma empresa. ¿Por qué será?

Hay preguntas que no tienen respuestas. Como la continuidad de Monsanto, empresa a la que nadie puede tocar, a pesar de que nos envenena con agrotóxicos.
En Argentina, tenemos un juez en la Corte Suprema de Justicia que tiene más de 90 años y que se debía retirar a los 75 años. Parece que la ley no es igual para todos, ya que a determinada edad, los ciudadanos comunes, no podemos quedarnos en el trabajo hasta esa edad, por más que estemos en óptimas condiciones. Pero lo peor, es que algunos partidos políticos justifican estos privilegios.

Todo esto, prueba que vivimos en una partidocracia cuasi mafiosa. Donde todos los partidos compiten, pero se ponen de acuerdo en continuar con el sistema que les permite permanecer en los cargos el mayor tiempo posible.
Por otra parte, hay diferentes categorías de ciudadanos en Córdoba. Está el ciudadano digital, el simple ciudadano y los de a pié. El primero, es ciudadano con privilegios.
También hay tres categorías de barrios, los cerrados, los cercanos al centro de la ciudad, y los barrios exiliados detrás de la Circunvalación. Estos son verdaderos guetos de pobreza, adonde viven los más necesitados. En esos lugares, la circunvalación se eleva bastante, a modo de paredón, para que circulen autos de alta gama, sin ser molestados por las clases bajas. (esto también ocurre en otros países) Lo que se pretende no es integrarlos a la sociedad sino aislarlos.

En Córdoba, se lograron instalar estos guetos, otorgándoles viviendas obreras, pero en esas zonas. Así lograron alejarlos de las zonas urbanizadas. Allí, no circulan taxis, remises, no hay hospitales, asfalto, gas natural, en fin, todo aquello con lo que cuentan los barrios más favorecidos. En los exiliados, hay sólo dispensarios de salud, las obras viales o de gas y otros servicios., no llegan y si llegan, están en pésimo estado, ni hablar del barrido y limpieza de calles, de recolección de residuos y otros, con que cuentan los barrios principales. Por otra parte, la lejanía de la zona céntrica, les encarece el transporte y los traslados a sus trabajos.

Todo esto, fue planificado para que la pobreza desaparezca, pero de la vista.
Si esto pasa en tu país, trata de impedirlo.
Y yo me pregunto: ¿Cuándo vamos a dejarlos sin votos a todos?
Creo que hay barajar y dar de nuevo, como dicen en los juegos de naipes. ¿Podremos?

normaef10@hotmail.com

Publicación Barómetro