Reino Unido vs Venezuela: El arte de repartirse los huevos antes que la gallina ponga

El Gobierno conservador británico creó una Unidad Secreta con el opositor venezolano Juan Guaidó (autoproclamado presidente interino), con el objetivo de derrocar al jefe de Estado constitucional de Venezuela Nicolás Maduro y luego repartirse las riquezas del país, señala el portal The Canary.

Las revelaciones de The Canary demuestran hasta qué punto el gobierno del Reino Unido está comprometido con el derrocamiento del gobierno constitucional venezolano y sugieren que el «cambio de régimen» en Venezuela sigue el procedimiento típico: los países que más contribuyen durante la fase de desestabilización pueden esperar repartirse el botín financiero en la fase de «reconstrucción».

No es sorprendente, ya que es larga la línea de apoyo del Reino Unido a las fuerzas de derecha en América Latina.Venezuela acusa a Reino Unido de negar alimentos y la atención …

La oposición venezolana (en realidad la banda de Juan Guaidó) firmó doce jugosos contratos con distintos países (EU, Francia, Alemania, España, Inglaterra, Suiza, entre otros), para que luego de la invasión que está en pie, proceder a la “reconstrucción de nuestra patria”. O sea, coordinan la destrucción total del país para que luego se proceda a reconstruirlo con multimillonarios negocios.

De acuerdo a documentos obtenidos en virtud de la Ley de Libertad de Información, el periodista John McEvoy señala que en los últimos 16 meses, el Gobierno británico ha respaldado al opositor Juan Guaidó en sus intentos de derrocar al gobierno constitucional venezolano.

Añade que a finales de enero de 2019, la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth (FCO, por sus siglas en inglés), exhortó al Banco de Inglaterra a otorgar a Guaidó acceso a 1.200 millones de libras esterlinas de reservas de oro venezolanas.

The Canary informa que en su reciente viaje a Londres, Guaidó sostuvo una reunión con el secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, el ministro para las Américas, Christpher Pincher, y el director para las Américas, Hugo Shorter, en la que participó el «jefe de la Unidad de Reconstrucción de Venezuela», John Saville.

La existencia de esta unidad nunca ha sido reconocida públicamente ni por la Cancillería ni por Saville, quien anteriormente fue embajador del Reino Unido en Venezuela (2014-2017). La información señala que participó en los planes para una violenta incursión en Venezuela por mercenarios de Estados Unidos y venezolanos. El Departamento de Desarrollo Internacional se había comprometido con 40 millones de libras, pero se han negado a revelar dónde va esa asistencia.

De hecho, el contrato completo filtrado al Washington Post nombra a Guaidó como «Comandante en Jefe» de toda la operación.

McEvoy afirma que la secreta «Unidad de Reconstrucción de Venezuela», junto a las conversaciones privadas de la Cancillería con el representante de Guaidó en el Reino Unido, revelan hasta qué extremo el gobierno británico está comprometido con los intentos de derrocamiento del gRevelado: Londres apoya a Guiadó en sus complots contra Maduro …obierno constitucional venezolano.

Tres semanas antes de la llegada de Guaidó, Saville compartió una declaración de Foreing Office declarando que el “Reino Unido subraya su apoyo al presidente constitucional interino Guaidó y sus esfuerzos para llevar a Venezuela hacia una solución pacífica y democrática de la terrible crisis que enfrenta el país”

«Estos documentos también sugieren que el «cambio de régimen» en Venezuela sigue el procedimiento típico: los países que más contribuyen durante la fase de desestabilización pueden esperar compartir el botín financiero en la fase de «reconstrucción» (…) Este episodio se encuentra dentro de una larga línea de apoyo del Reino Unido a las fuerzas de derecha en América Latina», concluye.

Este no fue el primer escándalo de este tipo. En febrero de 2019, Guaidó recibió asistencia en la frontera venezolana por un cartel narcoparamilitarista colombiano antes de asistir a un concierto de ‘ayuda humanitaria’ organizado por Richard Branson. Según los informes, los fondos recaudados en este concierto fueron malversados por la oposición venezolana y los paquetes de comida se pudrieron.

El compromiso del gobierno del Reino Unido de «poner fin a la terrible crisis en Venezuela» a través de una unidad secreta de Foreing Office parece, por decirlo de alguna manera, poco sincero. La existencia de la unidad, señala McEvoy, también plantea una pregunta fundamental: ¿qué negocios tiene el gobierno del Reino Unido en la «reconstrucción» de una nación soberana? Los pueblos de Irak, Afganistán, Libia y Siria pueden tener algo que decir al respecto.Las 10 mayores refinerías del mundo – El Periodico de la Energía …

Las discusiones privadas en torno a la visita de Guaidó a Londres también revelan la importancia que la cancillería británica y las figuras de la oposición venezolana pusieron en la atención de los medios. De manera simultánea, el DailyMail ha comenzado a cubrir la situación venezolana.

El 17 de enero, un funcionario señala que durante la visita del opositor venezolano, una compañía de medios de Londres, no identificada, «quiere que [Guaidó] venga a la oficina para una mesa redonda con sus editores y podrían hacer una función especial sobre la resurrección». Otro funcionario no identificado se jactaba el 21 de enero de 2020 de que: «Esta [visita] tiene pandilleros», lo que significa un impacto masivo: «Ahora CNN International quiere estar entre la BBC y FT».
La representante de Guaidó en el Reino Unido

Otra solicitud de Libertad de Información puede revelar discusiones privadas entre la representante del Reino Unido de Guaidó, Vanessa Neumann, y funcionarios del gobierno, señala McEvoy.

«Me gustaría solicitar una reunión con el Secretario Raab, tan pronto como sea posible», escribió Neumann a los funcionarios de la cancillería en julio de 2019: “Entiendo que fue el enlace legal del Foreign Office con la Corte Penal Internacional durante años, y sus antecedentes familiares son casi idénticos a los míos y de Madeleine Albright”, dijo.

En mayo de 2019, Neumann escribió a los funcionarios de la FCO que ella «había contactado a Rory Stewart en el Departamento de Desarrollo Internacional para una reunión que … sostendrá los negocios británicos en la reconstrucción de Venezuela.

Esto sugiere la naturaleza misma de la «reconstrucción» británica de Venezuela: la obtención de condiciones favorables para los negocios británicos. Y no es difícil adivinar cuáles podrían ser estos intereses de «negocios británicos» en un país que, según los informes, se encuentra en las mayores resrrvas probadas de petróleo del mundo.

Las discusiones privadas entre Neumann y los funcionarios británicos también implican «la reestructuración de la deuda de Venezuela» y un «nuevo agregado militar de Venezuela». «Somos coherentes en nuestra opinión de que Maduro es ilegítimo», aseguró a Neumann en mayo de 2019 el jefe del departamento de América Latina de la Cancillería, Nigel Baker, «y en nuestro apoyo a Juan Guaidó».

El abuelo de Vanessa, Hans Neumann, judío oriundo de la extinta Checoslovaquia, fue Presidente de la Junta Directiva de la Corporación de Industrias Montana (Corimon). La familia Neumann fundó el Instituto de Diseño Neumann y el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), y a su vez, participaron en la fundación del Museo de Arte Contemporáneo con Sofía Ímber en Caracas.

En cuanto a Vanessa, según su perfil en Linkedin, obtuvo el Doctorado en Filosofía en la Universidad de Columbia. Y describe que en los 90 trabajó en la empresa de su abuelo (Corimon) cuando se ofertaron sus acciones en la Bolsa de Nueva York. La venezolana, con nacionalidad estadounidense, fundó Asymmetrica en 2010, una consultora que realiza investigaciones sobre asuntos gubernamentales para «contrarrestar» las finanzas ilícitas. Esta «iniciativa» la complementa con sus asesorías al Departamento de Estado y de Defensa de los Estados Unidos.

Dra. Vanessa Neumann on Twitter: “Gracias por la conversación ayer …Asymmetrica es miembro de la Red Global de Investigación contra el Terrorismo (GCTRN, según sus siglas en inglés) de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo (CCT) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Es autora del libro Blood Profits («Rentas de sangre»), en el cual relata «cómo los consumidores americanos inconscientemente financian terroristas». En esta «obra», Neumann narra su casamiento con William Cash, hijo del parlamentario británico del Partido Conservador, Sir Bill Cash e intenta explicar, cómo operan las células terroristas en el mundo.

En marzo d 2019, Vanessa Neumann recibió la llamada de Leopoldo López, un viejo amigo de su familia, en la que le ofreció el cargo de «enviada especial» de Guaidó para el Reino Unido. De inmediato, Neumann enfocó sus esfuerzos en tomar posesión de uno de los edificios de la embajada venezolana en Londres. Un mes después, en una entrevista con el periodista Medhi Hasan, de Al Jazeera, trató de ignorar el historial de intervenciones militares de Estados Unidos en América Latina, al expresar jocosamente y con nula preocupación, que era «demasiado joven» para haber vivido tales «incidentes».

Los negocios de Neumann

Neumann también es el CEO de Asymmetrica Limited, una firma de «comunicaciones estratégicas» cuyo sitio web repite citas de Henry Kissinger. Junto a Neumann, los nombres Alec Bierbauer y Michael Marks aparecieron en 2015 como codirectores de Asymmetrica. Ambos están estrechamente relacionados con los servicios militares y de inteligencia de Estados Unidos.

Birbauer fue figura central en el desarrollo del programa de guerra de aviones no tripulados de Washington y Marks ha trabajado en todo el mundo dentro de la comunidad de inteligencia y operaciones especiales de Estados Unidos, una carrera que se extiende desde las selvas de Nicaragua hasta las montañas de Afganistán.

En 2018, Bierbauer y Marks publicaron un libro titulado Predator Rising: cómo un equipo de renegados rompió las reglas, rompió las barreras y lanzó una revolución de guerra con drones. El libro ofrece «la historia interna de cómo un agente de la CIA y un oficial de la Fuerza Aérea unieron fuerzas para desarrollar la herramienta más poderosa de Estados Unidos en la Guerra contra el Terror».

https://www.resumenlatinoamericano.org/wp-content/uploads/2019/09/12-sep-vanessa-neumann-620×400.jpgEl nombre de Asymmetrica parece ser una referencia a las estrategias de Asymetrical Warfare desarrolladas después del 11 de septiembre de 2001, y que ahora se exportan a Venezuela.

Como representante de Guaidó en el Reino Unido, la proximidad de Neumann a las personas conectadas con la CIA y las fuerzas armadas de los EU puede sorprender pero, de hecho, en 2017, Neumann le dijo al entonces director de la CIA y hoy Secretario de Estado, Mike Pompeo, que «el cambio de régimen [en Venezuela] parece ser, esperamos, inminente o descendente».

Curiosamente, Asymmetrica se asoció recientemente con una firma de préstamos con sede en California, que ofrece préstamos a empresas con sede en EU por un valor de hasta cinco millones de dólares, algo que pareciera ser una desviación de los deberes típicos de un ‘embajador’. Estos préstamos se ofrecen exclusivamente a empresas estadounidenses.

De hecho, en septiembre de 2019, según los informes, Neumann fue registrada en secreto «entregando el reclamo de Venezuela a la disputada región del Esequibo a cambio de apoyo político del gobierno del Reino Unido».

También en mayo de 2019, mientras tanto, Neumann alentó en privado al Foreign Office a «pronunciarse públicamente en apoyo de nuestras fuerzas democráticas, sus socios … antes de mi entrevista en el Servicio Mundial de la BBC para discutir el asunto en una hora».

Más tarde, ese mismo día, un funcionario de la FCO aseguró a Neumann que «el Secretario de Asuntos Exteriores [Jeremy Hunt] acaba de tuitear en apoyo de Edgar Zambrano”, acusado de traición, conspiración, rebelión civil, usurpación de responsabilidades, asociación criminal y instigación pública a desobedecer la ley luego de unirse un intento de golpe armado.

¿Democracia? ¿Voluntad del pueblo? No. Simple piratería occidental y cristiana. Asaltar, sancionar, bloquear, invadir un país para repartirse sus riquezas. Peor aún, financiar la conspiración con los mismos bienes confiscados del país, para saquearlo posteriormente. El único problema es que no se pueden repartir los huevos antes que las gallinas pongan.

*Sociólogo venezolano, Codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)