Honduras

Resistencia y fundación

Nuestro rechazo a la profundización del proyecto golpista con las recientes medidas que tiran por la borda importantes conquistas económicas y sociales, en contraste con otras que incrementan los privilegios de los grupos empresariales patrocinadores del golpe de estado.

Este día hemos cumplido con firmeza el llamado del Frente Nacional de Resistencia Popular al Paro Cívico Nacional para dejar claro nuestro rechazo a la profundización del proyecto golpista con las recientes medidas que tiran por la borda importantes conquistas económicas y sociales, en contraste con otras que incrementan los privilegios de los grupos empresariales patrocinadores del golpe de estado.
Un gran número de centros de trabajo a lo largo y ancho del país se vieron inactivos, luciendo mantas alusivas a la jornada de lucha, mientras los trabajadores y trabajadoras se mantuvieron en su interior atendiendo la protesta o acompañaron las demostraciones públicas realizadas en sus respectivos lugares. En El Progreso las tomas realizadas en Quebrada Seca y Las Brisas llenaron las expectativas con las que se concibieron, habiéndole dejado bien claro a los empresarios de Zip El Porvenir que continuamos exigiendo un salario justo para quienes paulatinamente dejan su vida en sus fábricas, gracias a lo cual ellos cada vez más acrecientan exorbitantes fortunas. Pero también han sido efectivos los paros en diferentes instituciones en las que los empleados, aunque no estuvieron en la movilización pública, se manifestaron de brazos caídos.
Ha sido la más fuerte manifestación popular desde que el régimen de Pepe Lobo y Juan Orlando Hernández cercenara el Estatuto del Docente y el Código del Trabajo, así como llegó a ejecutar sin miramientos, la violación a la Ley del Salario Mínimo, el primero violentando el artículo 49 que establece que el salario mínimo es el referente para definir el sueldo base y el valor de la hora clase, el segundo porque con la Ley de Empleo Temporal se tiran al cesto de la basura derechos laborales fundamentales y en cuanto al salario mínimo porque se emitió un decreto que constituye un burla para quienes subsisten con la retribución salarial más baja.
Una vez más ha quedado palpablemente demostrado que no nos tiemblan las piernas para rechazar y resistir a las fuerzas golpistas, además, que en el tema de nuestra oposición a este régimen y otros que puedan sucederle en el proyecto golpista existe total unidad de pensamiento y disposición para actuar conjuntamente. Esto es inobjetable y que bien que así sea.
Sin embargo, el pueblo, las bases de la resistencia, abrazan esta lucha no con la idea de pasar eternamente haciendo manifestaciones de miles y miles en lugar que sean convocados. El anhelo por el que el Frente constituye una fuerza política con indiscutible respaldo popular es el propósito de la refundación del país, que partiendo de la Asamblea Nacional Constituyente, nos permita iniciar la construcción de una sociedad en la que rija la democracia popular y se practiquen la justicia y la equidad.
El asunto es que siendo esta la razón de ser del Frente de Resistencia, no podemos ocultar que no hemos podido encontrar la mejor forma de desarrollar el debate en el que concurran las diferentes opiniones que se plantean para concretar tan grandiosa aspiración política. A eso se debe que las iniciativas no se encauzan en los espacios más adecuados y más bien, en vez de propiciarse la discusión ordenada para arribar a las mejores conclusiones, algunos planteamientos se exponen sin mayor razonamiento, con la actitud que caracteriza a los politiqueros oportunistas tradicionales que sólo piensan en las votaciones de cada cuatro años para tratar de colarse como diputados, alcaldes o en cualquier dependencia del estado. Esos no piensan en la Constituyente ni la refundación de Honduras, se autodenominan de la resistencia para mantener su vigencia ante un pueblo sediento de cambios con la esperanza que en la proximidad de una nueva farsa electoral sus votos les favorezcan.
Por lo tanto es necesario que en forma sistemática abordemos en los espacios del Frente este tema y que se expongan cuantas opiniones existan y que mediante los debates francos y sin corta pizas, lleguemos a definir el camino que el soberano, el pueblo, considere que es el más correcto.
Congratulémonos por haber cumplido hoy una jornada más de lucha al tiempo que orientemos mayores esfuerzos a definir el camino a la Constituyente.