Se desploma la imagen del auto titulado dictador Sebastián Piñera

Mientras en diversos lugares de Chile aún se siguen realizando manifestaciones, velatones conversatorios y cabildos abiertos con el objeto de buscar soluciones reales y efectivas a la crisis social, política y económica que vive el país, los chilenos se van posesionando de la idea clara, de que el país requiere de una nueva Constitución democrática y representativa de todo los chilenos, además de un nuevo modelo de desarrollo económico, que avente definitivamente al neoliberalismo económico, es que se produce la caída en las encuestas de forma estrepitosa de la popularidad del auto titulado nuevo dictador que tiene Chile.

La baja en las encuestas de Sebastián Piñera se produce además en víspera del arribo al país, de una comisión investigadoras de la violación de los derechos humanos de la ONU, con la existencia de un Estado de Excepción, con toque de queda y una brutal represión y con exigencias que puedan aclarar las cifras de personas muertas desde que se aplicó el estado de emergencia, el pasado viernes 18 de octubre.

Si bien el Gobierno de Piñera no ha entregado la cifra oficial de fallecidos, las informaciones indican la existencia de 20 las personas que han muerto en la última semana, también hay denuncias de personas que han desaparecidos en las protestas.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), estimo en 437 personas heridas por armas de fuegos en las protestas contra el gobierno de los empresarios. Además se informa la detención de 3163 detenidos, 70 querellas de las cuales 15 son por abusos y amenazas sexuales. Es en este contexto que se produce la caída de la popularidad de Sebastián Piñera.

Ahora en medio de la crisis social que se vive en el país, de la guerra desatada por Piñera contra las manifestaciones contra su gobierno y de los estados de excepción que se dictaron para acallarlas, de allí que la aprobación del presidente Piñera según la encuesta Cadem cayó a un 14 por ciento.

Lo cierto es que la caída ha sido estrepitosa con un subida de un 78% de desaprobación a la gestión gubernamental de Piñera y la derecha chilena, rompiendo un récord desde la aparición de los gobiernos post dictadura, en esta seudo democracia existente en Chile y que tiene al país en una especie de vacío de poder, con un mandatario secuestrado por su propia ineptitud e incompetencia para administrar el país, en donde y producto de la crisis, algunos piden su renuncia, otros optan por exigir un plebiscito y el pueblo en las calles exige que simplemente se vaya.

En la consulta de Cadem del 18 de octubre, solo el 29 por ciento de los que han contestado la encuesta aprueba la gestión de Piñera, mientras que un 58 por ciento se ha manifestado en contra de la gestión gubernamental del gobierno de los empresarios y Chile Vamos. También llama la atención de la consulta, es la caída de las personas que se sienten identificados con la derecha pinochetista, que en un 40 por cierto se sienten identificados con la coalición Chile Vamos, pero que a raíz de las protestas podría ser aún menor.

Otras de las figuras que ha sido condenada por el veredicto ciudadano vía encuestas, es el actual ministro del Interior y primo del mandatario, Andrés Chadwick Piñera, que es el responsable directo de la represión y la violación de los derechos humanos, acontecido bajo el estado de excepción. De allí que dicho siniestro personaje cuenta con la aprobación de apenas un 12 por ciento, y la desaprobación del 80 por ciento. Cabe destacar además y que producto de la visita de la comisión de DDHH de la ONU todos los fuegos están dirigidos contra esta figura política que está en el gabinete presidencial producto del nepotismo existente en una buena parte de la elite política chilena.

Ahora las principales razones de la caída en las encuestas del gobierno de Piñera están asociadas a un “mal manejo de las protestas” y una “mala gestión en general”, además que se suele decir que Piñera “no escucha a la gente”, “no cumple sus promesas” y “que solo protege los intereses de los grandes empresarios y de la élite (3%) más rica del país”.

La encuesta también apunta al gran descontento existente por las “bajas pensiones”; “las grandes desigualdades sociales y abusos”; la pésima “gestión en materias como educación y salud”; “bajos salarios”; “elevado costo de los servicios básicos”; “pésimo gabinete y asesores” y “falta de seguridad ciudadana”, como los principales motivos de la protesta.

El sondeo indica además la fuerte condena de los consultados, un 86 por ciento, a las expresiones presidenciales de que el país está en guerra contra un enemigo muy poderoso, solo un 11 por cierto apoya dichas expresiones. Ahora la respuesta de la gente en la mas grande de las manifestaciones de estos últimos treinta años, que exhibía carteles que decían que Chile no esta en guerra, simbolizada con una inmensa bandera central con la misma inscripción.

La consulta también refleja que un 49 por ciento manifestó estar de acuerdo con el “estado de excepción” y la presencia militar en las calles para salvaguardar la situación en las calles, mientras que un 45 por ciento rechaza la medida. Un 55 por ciento manifiesta estar de acuerdo en que se dictara el toque de queda, mientras que un 43 por ciento se ha manifestado en contra. Sin embargo, algunos juristas del ámbito de lo Constitucional, las medidas tomadas por Piñera han sido ampliamente cuestionadas, las cuales serían una seria trasgresión a la actual Constitución del país.

Ahora el paquete de medidas desesperadas del mandatario chileno para aplacar las protestas, han sido evaluadas como “mal o muy mal” por el 53 por ciento, que estiman que los anuncios son cambios cosméticos, más de lo mismo y sin soluciones reales y efectivas. En este sentido un 80 por ciento no cree que cumplan con lo que han prometido Piñera. Con respecto a las diversas medidas tomadas por el gobierno de la derecha, se refleja que hay una gran excépticidad, manifestada por diversos medios de prensa nacionales, lo que augura una gran incertidumbre al desarrollo de los acontecimientos y las demandas sociales.

En este sentido y en relación a las demandas más sentidas del pueblo chileno, cabe destacar que dichas propuestas reivindicativas han estado todas expresadas en las más diversas manifestaciones y protestas, de la cual el gobierno y la elite política tiene que atender y dar respuestas claras y precisas, de los contrarios el camino se puede precipitar hacia un abismo difícil de controlar.

Lo cierto es que la actual situación de crisis política social y con un Piñera que se hunde en el fango, junto a su camarilla que lo acompaña en su nefasto gobierno de los empresarios, también tiene en una gran incertidumbre al conjunto de la elite política, que se encuentra descolocada y sin propuestas claras para salir de la crisis.

Finalmente cabe destacar, que lo más relevante de la encuesta Cadem, ante la crisis que vive el país, es que dicha consultora se encuentra alineada ideológicamente con Piñera y la derecha chilena y que dicha empresa, es financiada con recursos públicos y de forma encubierta por el propio mandatario, de allí que lo que marcan sus tendencias debe ser digerida, teniendo en cuenta el origen de quienes las realizan.

aindoamericanap@gmail.com
Barometro Latinoamericano