Solidaridad Suecia América Latina

Solidaridad con nuestras hermanas y hermanos bolivianos

Solidaridad Suecia América Latina está profundamente preocupada por la situación actual de violencia en Bolivia, especialmente contra los pueblos indígena, originario, campesinos.

Solidaridad con nuestras hermanas y hermanos bolivianos
Solidaridad Suecia América Latina está profundamente preocupada por la situación actual de violencia en Bolivia, especialmente contra los pueblos indígena, originario, campesinos.

Durante los últimos 13 años en Bolivia se ha producido cambios importantes tanto económicos como sociales. El racismo y discriminación contra los pueblos indígena, originario, campesino, que se producía, ha cambiado a ser un pais de avanzada en relación a los derechos indígenas. La constitución política del estado, como Estado Plurinacional, reconoce 36 naciones, con sus respectivos idiomas, culturas, costumbres y su derecho a ser representado en órganos de decisión del país. La participación política de las mujeres ha mejorado y actualmente el parlamento boliviano es uno de los más con equidad de género. Gracias a reformas estructurales, enfocadas especialmente hacia los más vulnerables, se ha reducido la pobreza y el desempleo a la mitad. También el analfabetismo se ha reducido notablemente. Este desarrollo se debe a la participación efectiva de organizaciones de base y sindicatos, que fueron los que formaron el partido político Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS) que estaba liderado por el presidente Evo Morales que fue obligado a renunciar.

Dentro del apoyo que Solidaridad Suecia América Latina da a la Coordinadora de Organizaciones Campesinas del Campo-Cloc-La Vía Campesina, están varias de esas organizaciones. Nuestro apoyo se dirige especialmente al funcionamiento de escuelas de formación de líderes y liderases, con el objetivo de fortalecer a mujeres y jóvenes, en su participación política en sus sociedades.

Hoy estamos profundamente preocupados sobre la seguridad de líderes y liderases de nuestras copartes. Después de la elección presidencial, grupos afines al gobierno y especialmente organizaciones indígenas, han sido objetivos de violencia y odio. Muchos líderes que protestaban han sido discriminados y humillados y han circulado en medios sociales videos donde se desprecia la bandera de los pueblos originarios, la Whipala. Varios de las oficinas de nuestras copartes han sido atentadas y muchos líderes sociales han sido obligados a esconderse.

Solidaridad Suecia América Latina, condena todas las formas de violencia, agresiones y expresa nuestra solidaridad con nuestras copartes y otras organizaciones que son perseguidas por su posición política. Pedimos a la comunidad internacional que vigile, que los derechos humanos sean respetados en este tiempo turbulento.