Suecia compra vacuna contra la fiebre porcina

Pese a que más de trescientos suecos sufrieron narcolepsia tras ser recibir la vacuna contra la fiebre porcina en 2009, las autoridades volvieron a comprar la misma vacuna para tener en reserva en caso de una nueva pandemia de ese virus.

Los afectados por la enfermedad, incurable, protestaron ante las autoridades, “es como una puñada en la espalda” comentó uno de los afectados ante la televisión sueca. Ya tiempo atrás habían reclamado por el escaso subsidio que les otorgó el Estado al sufrir la enfermedad. Muchos no pueden trabajar y reciben un subsidio bastante inferior a un salario mínimo.

En 2009, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, Suecia compró millones de dosis de vacunas contra la fiebre porcina. Ya entonces se denunció que las autoridades de la OMS había exagerado al declarar la pandemia, de hecho la mismo provocó menos víctimas que las gripes comunes.

Ahora, ante una nueva advertencia de la posibilidad de una nueva pandemia, las autoridades sanitarias convocaron a oferta de precios para el abastecimiento de las vacunas, según las normas establecidas por las autoridades sanitarias de la Unión Europa. Así el gobierno firmó un acuerdo de abastecimiento con dos laboratorios, que ofrecen la misma vacuna utilizada en 2009.

Por este acuerdo el gobierno pagará unos 10 millones de dólares anuales durante cuatro años, más el costo de la vacuna cuando la necesite. Es decir que solo por la garantía de abastecimiento, estará pagando más de 40 millones de dólares.

Los especialistas sostienen que las vacunas contra estas pandemias no se pueden probar antes de que se produzca la misma, por lo que nadie puede garantizar que funcionará como se prevé. Quienes se vacunen tendrán arriesgarse a contraer efectos secundarios.