Un año de prisión y cinco de inhabilitación para Berlusconi

Un tribunal de Milán encontró al expremier italiano culpable de fraude fiscal por “irregularidades” cometidas en algunas de las operaciones financieras de su consorcio mediático Mediaset, por lo que deberá pagarle al fisco 10 millones de euros. La defensa del también empresario apelará el fallo que, por ser de primera instancia, no está firme.

La condena inicial había sido de cuatro años de prisión, pero el tribunal la redujo a uno después de que se estableciera que se le podían quitar tres años gracias a un indulto que el Parlamento le había otorgado en 2006 impulsado por el gobierno de centroizquierda de Romano Prodi y que tenía como fin evitar la saturación de las cárceles italianas.

No obstante, Berlusconi, de 76 años, no podrá detentar cargos públicos por cinco años, y tres en puestos gerenciales dentro de empresas. La fiscalía general había pedido tres años y ocho meses de cárcel, pero el tribunal fue más allá: también lo obligó a pagar 10 millones de euros al fisco italiano.

El tribunal acusó a Berlusconi de estar implicado personalmente en una cadena de ventas de derechos de emisión de Mediaset ficticia, en la que se sobrecargaron los costos de transmisión de tal modo que la empresa evadió 14 mil millones de euros (18 mil millones de dólares), según acusó al fiscal de Milán Fabio De Pasquale. El presidente del grupo, Fedele Confalonieri, fuer sin embargo absuelto.

Por otra parte, Berlusconi está implicado en decenas de procesos que tramitan los tribunales italianos, como el que lo acusa de tener sexo con una menor de edad y abuso de poder.