Un nuevo Plan cóndor trae muerte, racismo y fascismo

Nuevamente América del Sur vive una crisis moral y ética, que nos hace recordar al Plan Condor en las décadas perdidas, donde el fascismo retorna a los pueblos latinoamericano, bajo la base del modelo del presidente de EEUU, Donald Trump y su modelo fascista denominado Supremacía Blanca, ha generado una guerra contra los modelos alternativos, como una nueva conquista a los pueblos indígenas, los ataque masivos en Ecuador del asesino y torturador el presidente Lenin Moreno, que traiciono a su partido País, entregando a su país al Fondo Monetario Internacional (FMI), bajo una mentira de una crisis económica, usa los créditos para sus propios interés, con viviendas en España y el uso indebido, además de quitarse la careta de sus acuerdos con la CIA.

Sudamérica en la crisis del capitalismo salvaje

Nuevamente América del Sur vive una crisis moral y ética, que nos hace recordar al Plan Condor en las décadas perdidas, donde el fascismo retorna a los pueblos latinoamericano, bajo la base del modelo del presidente de EEUU, Donald Trump y su modelo fascista denominado Supremacía Blanca, ha generado una guerra contra los modelos alternativos, como una nueva conquista a los pueblos indígenas, los ataque masivos en Ecuador del asesino y torturador el presidente Lenin Moreno, que traiciono a su partido País, entregando a su país al Fondo Monetario Internacional (FMI), bajo una mentira de una crisis económica, usa los créditos para sus propios interés, con viviendas en España y el uso indebido, además de quitarse la careta de sus acuerdos con la CIA.

De la misma manera el fascismo de Brasil se ha vuelto un giro de violencia y muerte, Bolsonaro un capitán del ejército brasileño especializados en tortura, en la dictadura de la década del 60, fue dado de baja por asesino, pero reciclado con su campaña de ir contra la izquierda del PT, y otros grupos, pero a la vez ha creado una crisis económica y social en el Amazonas, tratando de desmantelar esta área del Pulmón de Sudamérica, de la misma manera de llevar a una campaña de muerte y terror, contra los pueblos originarios, bajo su lema de que no saben hablar portuñol, y verlos como animales, y fue tal la locura de este fascista.

En sus discursos al mejor estilo hitleriano, repudiado en sus idas a reuniones en Europa y en ONU, por su inmoralidad hacia sus vecinos, como amenazar a las naciones como Venezuela, Cuba, Nicaragua, como la falta de respeto a los pueblos, el mismo fascismo se esta llevando a los colegios, mostrando la esvásticas a los niños, creando una sociedad del racismo, lo que muestra una vez mas un destino de miseria para los brasileños, y llamando a Trump a compartir el Amazona, con las trasnacionales y destruir el ecosistemas regional.

La crisis social humana ha creado una crisis en Chile, un país con careta de un desarrollo sostenido, alberga una Constitución fascista heredada por el asesino Pinochet, ha creado una crisis social con las privatizaciones, en la educación, en la salud, en las viviendas, en su modelo económico de la los Chicagos Boys, que creo de manera insipiente un modelo neoliberal, en el marco de los golpes de estados en Cono Sur demostrando, una división social entre clases, como el odio a los pueblos mapuches, bajo una visión anti indígenas y un odio a las izquierdas.

Muestra como han creado una sociedad de militares asesinos, matando a sus propios pueblos, los mismos carabineros son delincuentes, y ahora usan armas milimétricas, para cercenar los ojos de los manifestantes, además las violaciones de mujeres y hasta jóvenes, el pueblo chileno no abandona la pelea, siguen las marchas y no cejaran en su objetivo de lograr una constituyente, para cambiar la constitución por una democrática, como los cambios en la educación, salud, equilibrios macro económicos y republicanos, no alcanza las falsas propuestas de Pinera, como se debe aplicar acciones del presidente, por violación de derechos humanos, muchos piden una detención por estos hachos de terror y odio, las mentiras de los gobiernos chilenos, muestran que el fascismo, el racismo son parte de las acciones de la ultraderecha, el pueblo no parara hasta lograr estos derechos humanos.

Sudamérica en la crisis del capitalismo salvaje
En el marco de esta crisis humana y social surge los hechos más graves contra Bolivia, creando un golpe de estado encubierto por EEUU, como los grupos de falso cristianismo, donde sus miembros están armados para defender latrocinios y una farsa sobre cristo, estos grupos y empresarios crearon una crisis, que llevo al presidente Evo Morales y su vice Linero, debieron renunciar para evitar masacres, pero su ida a México, no genero ninguna pacificación, por el contrario usan la fuerza y masacran a los indígenas, que en gran mayoría han salido a las calles a pedir el retorno de Evo, el declaro si quieren volvería para buscar una salida, a través de una nueva elección,

Ya que la bataclana y sus juergas en prostíbulos, que haya usurpado su papel, y encontrarse con Guaidó, dos falsos personajes que se creen dueños de la sociedad de Bolivia y la acciones terroristas de Guaidó apoyado en los carteles de la droga de Colombia, en sus escapes en la frontera con Venezuela, pero la realidad no son estos personajes, la verdad es un pueblo de indígenas, campesinos, obreros, que en tres gobiernos de Evo, transformó a esta nación olvidada por varios siglos, y ahora no quieren volver al pasado, a una nueva colonia de EEUU y los fascistas falsos cristianos, que tanto en esta nación, como en Brasil, son usados como grupo de choque.

Estas nuevas realidades de un cambio de la correlación de fuerzas en el continente latinoamericano, con una nueva opción del Plan Condor, imbuida por los planteos de un psicópata como Trump, que desprecia a los negros, a los indígenas, como a los musulmanes, sustentados en su visión misógina, como su fobia a los latinoamericanos, ha usado a los traidores políticos, que no tienen moral y ética, en destruir nuestros pueblos, por un modelo capitalista salvaje que no depara mas crisis, hambre, parar los desarrollos alcanzados en la primera década del Siglo XXI, y parte de esta guerra imperialista, que ahora busca un ataque contra Venezuela, Cuba y Nicaragua, pero estas realidades por ahora no podrán quebrar, con el apoyo de Rusia y en parte de China, para evitar una nueva realidad de ataques terroristas.

Esta visión ha surgido por la necesidad de mantener un pensamiento crítico, ante la crisis casi mayoritaria de América Latina, los hechos van determinando una nueva etapa de armar como una Nueva Internacional, más allá de los debates, los foros de intelectuales, que son parte de ideas, pero deberíamos crear la defensa de nuestro continente, para crear una respuesta a los fascistas, como a los terroristas, sino a la sociedad humana caerá en manos de una crisis global, solo la causa como dijera el prócer de Uruguay José Gervasio Artigas “La causa de los pueblos no admite la menor demora”.

De la misma manera las elecciones para la presidencia, a través del Balotaje los candidatos son el del Frente Amplio Daniel Martínez y el del Partido Blanco Luis Lacalle, siendo esta una campaña del FA, para lograr la presidencia.

Los avances de la derecha es otro hecho peligroso es el Cabildo abierto dirigido Gido Manini Rios, rodeado de militares golpistas y torturadores, como los vínculos con la ultraderecha civil, que han llamado a crear nuevamente el “Escuadrón de la Muerte”, ofreciendo un pago a criminales, estos hechos afectan a la democracia, siendo estos parte de Plan Condor, como la torturas y las desapariciones, la justicia uruguaya no puede cerrar los ojos, a la impunidad de los militares, como los grupos violentos.

(*) Periodista, Historiador y analista internacional
diegojolivera@gmail.com