Venezuela: Desafíos del 2010

Constituye en una costumbre heredada de generaciones anteriores, que al inicio de cada año, elevemos nuestras peticiones para hacer votos en colectivo tratando de influir así en su realización.

Esta oportunidad, consciente de la necesidad histórica de seguir avanzando en el proceso de creación heroica, de transición al modelo socialista como única vía para que la humanidad logre su redención social, es imperativo reseñar algunos obstáculos que debemos vencer durante el 2010, si queremos verdaderamente avivar la esperanza y que este año sea de conquistas que nos enrumben a hacer realidad la utopía de un mundo mejor.

Entre las dificultades que debemos sortear tenemos:

El capitalismo y el poder hegemónico imperial de los Estados Unidos enemigos de la humanidad y la biodiversidad, pese a que iniciaron un proceso sostenido de decadencia, lanzan sus últimos estertores creyendo que asumiendo el control global de las fuentes de energía, recursos naturales, minerales estratégicos, espacios aéreos y marítimos se pueden salvar, para lo cual arrecian en la aplicación de su doctrina de guerra preventiva y pese a que Barack Obama fue galardonado con el premio Nobel de la paz, sigue al pie de la letra las recetas de su antecesor, al reforzar los contingentes de tropas en Afganistán y continuar en la implementación de las bases militares en Colombia.

Para avanzar en la construcción de un mundo nuevo, es necesario lograr un viraje de los países desarrollados con respecto a su postura en la lucha contra el cambio climático, cuya solución fue magistralmente expuesta tanto por el presidente Evo Morales como por el Comandante Chávez, quienes en sus discursos en la Cumbre de Copenhague, establecieron como premisa que la solución no está en la reducción de gases contaminantes, ya que la causa está en el modelo consumista capitalista, por lo tanto el mayor desafío del planeta no está en cambiar el clima sino en cambiar el sistema.

¿Cómo abordar la edificación de un mundo más justo y más humano, si ante la mirada cómplice del mundo, Israel de manera recurrente, lanza ofensivas militares contra sus vecinos y especialmente en Gaza, donde mueren miles de palestinos y otros tantos pierden de sus hogares resignándose a vivir en tiendas de campaña por un bloqueo inhumano que impide la entrada de materiales de construcción?

América Latina avanza construyendo espacios de integración regional, en lo político, económico, social, cultural, ambiental y energético, buscando solucionar problemas comunes tales como pobreza, exclusión y desigualdad social, que permita a nuestros gobiernos y pueblos conquistar un desarrollo sostenible donde prime el bienestar de los ciudadanos y la igualdad soberana de los estados en un ambiente de paz; el mayor obstáculo lo impone cual Caín de América el presidente Álvaro Uribe, quien tiene el alma vendida al imperio y ve en la lucha contra el narcotráfico la excusa para imponer una nueva amenaza, con las 5 bases norteamericanas como enclave para mejorar su capacidad militar a través de la conducción de “operaciones de espectro completo” en toda Suramérica.

No es de extrañar la infeliz coincidencia dada por el primer ministro de Aruba Mike Eman, quien en respuesta a la acusación hecha por el presidente Chávez, expresó: “la base militar norteamericana en Aruba tiene como único objetivo combatir el narcotráfico”.

Ante estos obstáculos que torpedean de manera perpetua la construcción de un nuevo orden, los pueblos y gobiernos progresistas deben dar demostraciones de unidad y fortaleza, en el entendido que esta es la mejor forma de vencer.