Enviar por e-mail el artículo

Con la misma emoción de siempre, estimado Ciro te deseo un descanso en paz…


Jaime Padilla :: 02.01.17

Estimado Ciro, el viernes 23 de diciembre, ambos casi con lágrimas en los ojos, nos confundimos en un fuerte abrazo. Claro con los mejores deseos que acontecen estas fechas.
Hoy al recibir al medio día, la llamada de René Borda, comunicándome tu muerte, lo único que atine fue gritar un rotundo «¡NO!».
Claro la triste noticia fue por encargo de Paula tu hija…Cuando hable con ella dijo que su hermana Andrea está en Buenos Aires, y que no ha podido hasta ese momento tomar contacto. Quizá ella misma no quería aceptar tu repentina partida, no le salían las palabras para explicar las causas de tu muerte.
- Falló su corazón! dijo.


Su Nombre:
Tu email:
(no obligatorio)

E-mail del destinatario: