SurAmericaPress

Imprimir
Nuevamente la derecha argentina sac+o el odio a las calles

Pocos y ‘Todos en el mismo lodo’…

Redacción Argentina :: 09.11.20

Como acostumbra de derecha, el neoliberalismo y el antiperonismo, volvió a salir a la calle en plena panademia. Una acción que repiten cada 20/25 días, buscando mostrar una suerte de inciativa política callejera, y a la vez, alimentar el odio contra el gobierno nacional.

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare) Como acostumbra de derecha, el neoliberalismo y el antiperonismo, volvió a salir a la calle en plena panademia. Una acción que repiten cada 20/25 días, buscando mostrar una suerte de inciativa política callejera, y a la vez, alimentar el odio contra el gobierno nacional.

Una tarea metódica que esta vez contó con la convocatoria ‘oficial’ del mismísimo Mauricio Macri, junto a Patricia Bullrich, otros dirigentes del PRO y radicales (UCR).

Por supuesto que medios del grupo Clarín y de La Nación se encargaron de engrandecer una convocatoria que ha perdido oxígeno; no ha sido esta presencia callejera la misma que en julio pasado. Lo que sí, quienes salieron han sido los que más odio muestran, y lo dejaron perfectamente en claro con sus insultos, “consignas”, cartelería y hasta el ataque demencial al móvil del canal C5N (al que consideran “peronista”).

Una convocatoria escasa; inesperada para los convocantes al “8N” que confiaban en una masiva concurrencia, centrada en el odio a la vacuna rusa, particularmente. Pero todo indica que este sector social va perdiendo fuerza; se va deshilachando.

Inicialmente la convocatoria fue para protestar contra el fallo de la Corte Suprema sobre los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli. Pero todos saben que en verdad era una simple excusa para movilizar al antiperonismo y tratar de llenar las calles.

Fue así que entre los que respondieron al llamado del derrotado Macri aparecieron los que protestaban contra la Corte; los que se oponían a cualquier tipo de vacuna (ni qué hablar de la rusa); los directamente anti-gobierno nacional; contra la corrupción; y los que se presentaron directamente en contra del Estado (¿?).

Todos unidos por el odio y su antiperonismo…

Por la forma desaforada de su forma de hablar (o gritar) de moverse, de autoalimentarse, se nota que lo que menos reina es el raciocinio. Muchos muestran su oposición al gobierno andando (irresponsablemente) sin barbijo. La distancia social… Qué es eso?

La convocatoria fue impulsada por el PRO, con la titular de dicho partido a la cabeza –Patricia Bullrich- exponiendo: “El 8N marchemos para pedirle a los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli que no renuncien a sus causas. ¡No nos resignemos”.

Lo que si, la máxima asistencia fue en suelo capitalino; y es claro: allí el antiperonismo es “patrón y sota” desde siempre. Sus imágenes se replican para todo el país intentando mostrar que ellas serían una síntesis nacional, cuando en verdad solo es la muestra de un distrito electoral históricamente antipronista. Que posee 3 millones de habitantes, y que sean 20, 30 o 40 mil personas en la calle, en verdad no es más que un dato numérico.

Si solo pueden juntar esa cantidad de movilizados en el distrito donde son amplísima mayoría, evidentemente la situación no es la mejor para esta gente. El tema está en que los medios hegemónicos buscan hacer creer que esa es ‘la muestra’ de lo que ocurriría en el país. Pero muy lejos, lejísimo se está de ello.

Lo llamativo ha sido que este sector social porteño no se presentó unificado, sino que mostró divisiones en su interior. Los antivacunas concentraron a pocos metros del Obelisco. Reclaman ensayos con el dióxido de cloro (¿?); reclaman el no uso de barbijos; gritan que el virus no existe (¡); denuncian que se está ante una vacuna transgénica…

Del “otro lado” del Obelisco otro grupo se identifica como “libertario”; apelan a banderas amarillas y gritan consignas ultraliberales y antiestatistas…

Y un “poco más allá” los otros, que simplemente son el muestrario del odio antiperonista. Este sector también encontró sus pares en torno a la Casa de Gobierno.

En fin… A esperar la próxima marchita, mientras tanto recordemos ciertas expresiones del tango Cambalache, que –por cierto-, puede sintetizar a protagonistas del “8N”…

“Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos…

“Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador…

“Lo mismo un burro que un gran profesor…

“Los inmorales nos han igualao…

“Es lo mismo el que labura noche y día como un buey, que el que vive de los otros, que el que mata o el que cura o está fuera de la ley”.


https://suramericapress.com :: Versión para imprimir