SurAmericaPress

Imprimir
Corona-Elefante (y IV)

El rey Felipe funda “Cabemos” y Bank´Araña desahucia a golpe de guadaña

Javier Cortines :: 30.01.21

Cuando se vive en el país de las maravillas es fácil empatizar con la realeza, la nobleza y la alta burguesía. A los niños y niñas que nacen en cunas de oro se les dice, desde muy pequeñitos, que podrán realizar todos sus sueños. Y, de hecho, muchos de ellos lograrán el éxito y brillarán como estrellas. Pero, los paridos en casas con paredes leprosas jamás verán el sol y terminarán, si no ocurre un milagro, arrastrando el corazón de plomo de los vencidos

Seguimos con el diario Conversaciones en el Café Columbus que incluye varios artículos sobre la caída, ascenso y descenso de la monarquía en España

Cartagena 20 de junio del 2014, temperatura 26º, variable, brisa marina

En el Café Columbus (1) veo a Hicham, el camarero musulmán, trabajando debajo de una percha donde cuelgan siete voluminosas patas de jamón. Por su tamaño debieron de pertenecer a gruñones cerdos devoradores de bellotas que, por ironías de la vida, se convirtieron en uno de los seres más deseados de la tierra. Alá se tapa los ojos y se hace el sueco. Detrás de la atracción por lo prohibido siempre hay un diablo o una diablesa (disfrazados de súcubos o íncubos) que intentan llevarnos al infierno o a la cama.

Voy un momento al baño y en la entrada del aseo femenino me topo con dos mujeres charlando. Una dice:

–Los meses de febrero, marzo y abril fueron horribles. Mi marido y yo estábamos sin trabajo. En mayo empecé a cobrar la ayuda de los 400 euros.

–¿Sí? – insiste la otra.

En la televisión sin sonido continúa la telenovela de la sucesión medieval dinástica. Está hablando Felipe VI y se puede leer esta frase: “En España cabemos todos”. Es como si el heredero acabase de fundar el Partido Cabemos de España (P.C.E.). “Como escuchen ese anuncio en los países del África subsahariana, se nos cae el pelo”, comenta un fantasma detrás de una columna.

Ahora Felipe VI es rey. Hay quien dice que Pablo Iglesias (Podemos) le quiere quitar la corona ponérsela él.

26 de junio, temperatura 30º, cielo azul, bochorno

Ayer la Cope, la cadena de televisión de los obispos, invitó a su programa de tertulianos al ex ministro del Interior José Luis Corcuera (2) para conocer su opinión acerca de la imputación de la Infanta Cristina, que se vio envuelta en varios casos de corrupción de empresas que llevaba su marido, el ex balonmanista Iñaki Urdangarín. El político, tras sostener que la Infanta ya había sido condenada por los medios de comunicación y que el juez que llevó la causa, José Castro, ha seguido esa corriente para lucirse, enfatizó que la hermana del rey ya había sufrido muchísimo y agregó ¡Qué alma más negra hay que tener para desear el mal a alguien! En línea con Corcuera se había manifestado poco antes un portavoz de la Casa Real que declaró que “la Infanta estaba siendo martirizada”. Corcuera tenía razón ¡Qué alma más negra hay que tener para desear el mal a la Infanta! que, al parecer, o no sabía lo que hacía, como los niños, o lo hacía por amor, como Julieta.

Cuando se vive en el país de las maravillas es fácil empatizar con la realeza, la nobleza y la alta burguesía. A los niños y niñas que nacen en cunas de oro se les dice, desde muy pequeñitos, que podrán realizar todos sus sueños. Y, de hecho, muchos de ellos lograrán el éxito y brillarán como estrellas. Entrarán en el Olimpo. Allí todo es bueno, se escucha música celestial y los ángeles dan a los bebés masajes en los pies y cucharaditas de miel.

Pero qué difícil es empatizar con esa mujer que vive en una casa de paredes leprosas, con hijos desnutridos que pasan hambre y frío, y espera día tras día, contando los minutos y los segundos, a que aparezca el cerrajero, descerraje la cerradura y los gorilas los arrojen a la calle como a perros sin dueño cumpliendo una sentencia judicial. Lo que esa familia siente (al igual que millones de personas) es una pesadilla infernal que carboniza el corazón y lo entierra para siempre en un pozo negro sin salida: “la escalofriante depresión que produce la pobreza y la extrema pobreza”. ¡Qué alma más negra deben tener los que permiten que eso suceda! Bank´Araña, tras recibir cientos de miles de millones de euros para salir a flote (3). -que deberán ser devueltos por los ciudadanos en forma de impuestos durante décadas-, tendría que haber mostrado algo de humanidad y solidaridad y, para compensar un poco su rescate, debería haber permitido a las innúmeras familias que lo perdieron todo, vivir en sus refugios con una renta mínima hasta que pase la crisis. Y si Bank´Araña actúa, como es lógico, según su naturaleza y desahucia a golpe de guadaña, debe ser el gobierno democrático, en quien el pueblo ha depositado el poder, el encargado de decretar que se respete el derecho sagrado a la vivienda. Hay que tener el alma negra, muy negra, para permitir tanto horror, tanto atropello de los derechos humanos, tanto desprecio por la vida, tanta frialdad estadística. Los que tienen buenos sueldos o viven bajo la protección del establishment, jamás solucionarán los problemas que ellos mismos crearon. Siempre habrá algún nostálgico llorando la caída del Emérito y algún militar, disfrazado de demócrata, manteniendo relaciones impuras con Tejero. Parece que se han ido, pero están y son muchos los dispuestos a darlo todo por Dios y La Patria.

En España, (no sé si me quedo corto) alrededor del ochenta por ciento de los demócratas y de los mutantes de “cierta izquierda poliédrica” se criaron en familias franquistas y católicas. Eso explica que no hubiera una abrumadora revuelta popular (4) que depusiera al caudillo, al padre de todos que creen en el misterio de la Santísima Trinidad, en la infalibilidad del Papa y demás verdades sospechosas.

(1) El texto de hoy está sacado de la pág.91 y sigs.

(2) Ministro del Interior entre 1988 y 1993 durante el Gobierno socialista de Felipe González.

(3) En un artículo de Economía Ciudadana, publicado el 24 de octubre de 2013, y titulado ¿Cuánto ha costado rescatar a la banca española a los ciudadanos? su autor Gregorio Abascal explica que “el rescate a la banca española en 2012” comprometió fondos que ascenderían a unos 207.516 millones de euros, “cifra algo superior” a la solicitada por el Gobernador del Banco de España Luís M. Linde en su último informe de octubre de 2013 y que supuestamente “se tasó en 61.366 millones de euros”. Eso supone (de ser cierto) ocultar de manera consciente una diferencia de 146.150 millones de euros tan sólo en 2012. Si esto lo llevamos a años anteriores, la cifra aumentaría de forma significativa.

(4) Como ocurrió en Corea del Sur en el masivo y generalizado levantamiento civil de junio de 1987 (que fue secundado por militares y religiosos de todos los credos del país) y que acabó con la dictadura castrense del presidente Chun Doo Hwan. En aquella época este escriba trabajaba como corresponsal de EFE en Seúl.

Nota: Los interesados en echar una ojeada al diario pueden seguir la ruta de este enlace Café Columbus. Es el primer título que sale en el apartado de libros gratis.


https://suramericapress.com :: Versión para imprimir