SurAmericaPress

Imprimir
Chile

La clase obrera no tiene color de piel ni frontera

Movimiento de Mujeres Clasistas :: 07.10.21

Las últimas semanas hemos visto una serie de situaciones de discriminación y xenofobia en el norte y centro del país. Diferentes grupos fascistas han tomado las calles atacando a migrantes de diferentes nacionalidades, situación que como mujeres trabajadoras y populares repudiamos sin ninguna vacilación.

Desde el Movimiento de Mujeres Clasistas queremos denunciar esta situación y rechazamos el actuar de grupos minoritarios sobre las grandes mayorías de pueblo pobre. Decimos claramente que migrar no es ilegal, al contrario, los pueblos se han trasladado de un territorio a otro por cientos de años.

Denunciamos que las fronteras se nos han impuesto desde la clase en el poder, aquella clase que nos somete a explotación, opresión y pobreza y que busca dividirnos para poder dominarnos. Hacemos un llamado a la solidaridad de clase a todos y todas aquellas mujeres trabajadoras y populares, a no dejarnos dominar por pensamientos e ideologías de la burguesía y a mantenernos firmes en la lucha contra todo tipo de opresión y discriminación.

Ante todo, hoy se hace urgente avanzar en la articulación y la unidad de las diferentes expresiones de organización del pueblo y la clase trabajadora. No nos dejamos engañar, el enemigo es uno y se llama capitalismo y todos aquellos que lo sostienen.
Las y los migrantes no son nuestros enemigos, son hermanos y hermanas de clase que buscan sobrevivir en medio de un sistema depredador y generador de hambre y pobreza.
A luchar contra toda opresión y explotación, a unificar a nuestra clase más allá de las fronteras, a ejercer la solidaridad efectiva con todos y todas quienes son dominados y discriminados por la avaricia del capital.

¡No al fascismo, no a la xenofobia, no al racismo, porque la clase obrera no tiene fronteras!
Movimiento de Mujeres Clasistas


https://suramericapress.com :: Versión para imprimir