Arce: ‘Si no quieren respetar en las urnas, nos vamos a hacer respetar en las calles’

Edwin Condori    12.Oct.2021    Bolivia

El presidente Luis Arce advirtió este martes con hacer respetar a su gobierno en las calles si la oposición no respeta la decisión tomada en las urnas por la mayoría de la población boliviana.

“Tenemos a un pueblo, que va a hacer respetar su voto popular en las calles; si no quieren respetar en las urnas, nos vamos a hacer respetar en las calles, hermanos y hermanas”, arengó Arce durante su participación en el wiphalazo en la ciudad de Cochabamba.

El mandatario emitió esa advertencia a un día del paro cívico en contra del proyecto de ley contra ganancias ilícitas y horas después de que el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, lo llamara “déspota”.

“Ayer (…) nuevamente los comités cívicos, nuevamente la derecha golpista asesina, convocó a paros, convocó nuevamente a que en las calles se maltrate a la gente; condenamos lo que ocurrió en el Plan 3000 y en San Carlos, en Santa Cruz, (donde se produjeron hechos de violencia durante el paro)”, agregó.

La autoridad también consideró que “nuevamente el fascismo”, que no pudo ganar en las urnas, quiere lograr sus objetivos “a través de grupos mafiosos y criminales”.

“Pero (…) hoy les vamos a decir a todos ellos que esto no lo vamos a permitir”, remarcó mientras sus seguidores gritaban “no tenemos miedo, no tenemos miedo”.

Arce ganó las elecciones generales del 18 de octubre de 2020 con el 55,1% de los votos y con ese antecedente pidió el respeto a la decisión de la mayoría.

“Hemos recuperado la democracia y no lo vamos a perder, hermanos; nuestro triunfo fue contundente en las urnas, (pero) no lo quieren respetar; lo que no ganan en las urnas, quieren ganar a través de otros mecanismos antidemocráticos; los que decían defender la democracia, hoy se oponen a respetar a la mayoría popular”, insistió.

Además, según el Presidente, durante el paro cívico, “el pueblo boliviano decidió trabajar en los nueve departamentos” del país porque “empieza a sentir los resultados de tener a un gobierno del pueblo para el pueblo” con la mejora de la economía, la salud y la educación.

“Nosotros mostramos resultados en poco tiempo del Gobierno y la derecha ineficiente, irresponsable e incapaz, no tiene nada que mostrar, por eso recurre a los paros”, añadió Arce, quien pidió también justicia por los muertos en la crisis de 2019 y la unidad de todas las organizaciones “para vencer a la derecha golpista”, porque —en su criterio— “hay intentos de fracciones que quieren dividir y que están haciendo el juego a la derecha”.

Wiphalazo

El wiphalazo fue convocado por distintas organizaciones sociales, precisamente, en desagravio a la bandera de la wiphala, que es reconocida en la Constitución como uno de los símbolos patrios de Bolivia, y también en defensa del presidente Arce.

La movilización se realizó en distintas ciudades del país y se produjo después de que el pasado 24 de septiembre, durante los actos protocolares en homenaje a Santa Cruz, la wiphala fue agraviada en la plaza principal de la capital cruceña luego de que momentos antes fue izada por el vicepresidente David Choquehuanca.

Sin embargo, “la wiphala (…) es símbolo de unidad y resistencia, la wiphala se respeta; los que no entienden nuestros orígenes, los que ignoran de dónde venimos, (son los que agravian a esa bandera); pero la wiphala nos muestra el camino de la resistencia y de la lucha, por eso, los más humildes, los más discriminados y explotados nos identificamos con (ese símbolo)”, apuntó Arce.

La Razón Digital