Camacho llama ‘personero del Gobierno’ a Choquehuanca, no lo saluda y evita su discurso

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, le hizo un desplante al presidente en ejercicio David Choquehuanca en el homenaje a los 211 años de la gesta departamental: le llamó “personero del Gobierno”, no lo saludó y evitó su discurso de cierre del acto.

El mandatario, que sustituye al presidente Luis Arce, que el jueves asistió a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, había llegado a la plaza 24 de Septiembre de Santa Cruz invitado al acto. Pudo participar de la iza de la bandera nacional y la wiphala a lado de Camacho, que izó la enseña departamental, como el alcalde Jhonny Fernández.

Puede leer también: Camacho al Gobierno: ‘Ya está de buen tamaño, tiene que parar la persecución’

Según relató el diario El Deber, luego, el mismo Camacho y otros asambleístas izaron una bandera con la figura del patujú, otro símbolo patrio, y retiraron del mástil la wiphala.

Ya en su discurso, el gobernador ignoró la presencia de Choquehuanca en el acto y saludó a otros invitados. “No sé, aquellos que han venido, a los personeros del Gobierno, si es que no notaran un olor distinto; tiene un olor a libertad ese pueblo”, arengó Camacho.

Molesto con el discurso de Arce en la apertura de la Expocruz, la semana pasada, el gobernador había prometido hablar fuerte contra el Gobierno. “En el acto del 24, organizado por nuestra Gobernación, le vamos a decir al gobierno que nosotros no aceptamos mentiras y que los cruceños defenderemos siempre nuestra democracia”, advirtió el 17 de septiembre.

Este viernes, Camacho aprovechó el acto para aludir y atacar al gobierno de Arce, a Evo Morales y al Movimiento Al Socialismo (MAS).

De acuerdo a protocolo, y como fue corroborado por el Gobierno a La Razón, Choquehuanca debió cerrar el discurso de homenaje; no lo hizo, Camacho cerró abruptamente el acto.

“Lo comprometí, porque así debe ser; hizo uso de la palabra nuestro alcalde municipal (Jhonny Fernández). Ésta es una fiesta cruceña y quienes vienen a agredir a Santa Cruz no van a hacer; con mi discurso el acto se da por cerrado. Muy buenos días, felicidades Santa Cruz”, afirmó el gobernador.

Inmediatamente después de terminar el acto en la plaza 24 de Septiembre, el mandatario salió en vehículos oficiales y luego se dirigió a Trinidad. Allí aprovechó la apertura de la Cumbre para la Reconstrucción Económica y Productiva de Beni para referirse al incidente en Santa Cruz.

“Entre bolivianos no podemos seguir profundizando la división, no podemos sembrar odio; hermanos, lo que se siembra se cosecha. Tenemos que sembrar esperanza, paz, amor, no podemos sembrar odio, (…) no tenemos que profundizar la polarización”, dijo en un mensaje conciliador.

Sobre el incidente con la wiphala en el acto en Santa Cruz, desagravió a la enseña como un símbolo patrio. “Hermanos, les hablo sobre la wiphala, porque yo he logrado izarla esta mañana en la plaza; no querían que podamos izar este código de la integración, este código de la hermandad, este código de la armonía, este código del consenso, del respeto. No querían que logremos izar, hermanos, pero yo, con la ayuda de algunos hermanos, he logrado izar nuestra wiphala, pero apenas nos hemos retirado, junto a nuestra hermana (María Nela) Prada, a nuestro hermano (Eduardo) Del Castillo, ya nos han informado que han vuelto a bajar la wiphala”, contó. En la crisis poselectoral de 2019 uno de los incidentes más graves fue la quema y el retiro de la wiphala del uniforme de algunos policías. Entonces, Camacho, presidente del Comité pro Santa Cruz que lideró las protestas contra el gobierno de Evo Morales, admitió desconocer el sentido de la enseña nacional. Al contrario, la desagravió y dijo que la wiphala es símbolo de los pueblos indígenas y no del MAS.

La Razón Digital