Caso Senkata: Copa le asegura a Arce el respaldo de El Alto para buscar justicia y ‘meter a la cárcel’ a responsables

Carlos Corz    14.Ago.2021    Bolivia

El presidente Luis Arce participó este sábado del inicio de la vacunación masiva contra el COVID-19 en la ciudad de El Alto, en el marco de una coordinación directa con la alcaldesa Eva Copa. Durante el acto, Copa le aseguró el respaldo de los alteños para esclarecer y “meter a la cárcel” a quienes resulten responsables de la violencia y muerte en Senkata, en 2019.

“Hoy sí podemos hacer justicia porque aquí están los que firmaron el decreto de carta blanca para que asesinen a nuestro pueblo. Su pueblo está aquí y lo va a respaldar para que haga las cosas correctas y los metamos a la cárcel para que rindan por lo que han hecho”, demandó la alcaldesa sobre lo ocurrido en 2019.

El 19 de noviembre de 2019, fuerzas combinadas de las Fuerzas Armadas y de la Policía intervinieron un cerco tendido por habitantes de El Alto a la planta engarrafadora de Senkata, como parte de las protestas en apoyo al ya expresidente Evo Morales. El saldo fue 10 muertos y decenas de heridos por impacto de bala.

El gobierno de Jeanine Áñez aprobó ese noviembre el decreto 4078 que liberaba a las fuerzas militares de responsabilidad penal de las consecuencias derivadas de los operativos. Ante la presión nacional e internacional, esa norma fue anulada, aunque ya habían ocurrido los hechos de violencia en Sebkata y Sacaba, donde también hubo muertos y heridos por bala.

Por Senkata están en la cárcel los generales Iván Inchauste, Franko Suárez y Pablo Guerra, además del general responsable de la Agencia Nacional de Hidrocarburos Fernando Valverde.

“Presidente, y que escuchen los demás, no confundan la venganza con la justicia, porque los alteños vamos a seguir pidiendo justicia por nuestros muertos en Senkata. No vamos a descansar hasta que se haga justicia”, insistió.

Arce demandó en reiteradas oportunidades justicia por lo ocurrido en noviembre de 2019, cuando un conflicto social alentado por denuncias de fraude electoral derivó en la dimisión de Evo Morales.

Copa, disidente del MAS, accedió a la alcaldía en unas elecciones a las que acudió por la agrupación Jallalla.

La Razón Digital