Chile necesita un movimiento social ecosocialista

Si se acepta que los movimientos sociales son las fuerzas democráticas de la ciudadanía frente al poder económico y político, que ellos son casi la única forma para que se hagan oír las personas, hace falta este instrumento para comunicar una visión ecológico socialista importante dada la contradicción insoluble entre la naturaleza y la economía capitalista.

En Chile hay organizaciones ecológicas y partidos políticos distanciados cuando se necesita una visión integrada planetaria de ambos.

Se requiere un movimiento ecosocialista para facilitar y potenciar las comunicaciones, las iniciativas, la difusión que observe en su interior una relación de colaboración abierta sin obligaciones formales o veladas ni liderazgos asfixiantes. Un grupo que valorando la política haya optado por hacer un trabajo independiente.

Algunas afirmaciones básicas para un ecosocialismo:

La mayoría de las personas ignoran las amenazas que se aproximan porque los medios las ocultan. Hay que explicarlas.

Los recursos de la Tierra son limitados y están en proceso de escasez y agotamiento.

El actual sistema de producción y consumo colapsará en el futuro.

El inevitable decrecimiento económico irá acompañado de crisis social, política, militar.

El capitalismo y su derecho de los empresarios para tomar a discreción recursos de la naturaleza será imposible.

Se construirá un sistema mundial de planificación de recursos destinado a una economía sostenible durante el tiempo en que haya vida.

Las potencias transnacionales impulsarán, ya lo hacen, un proyecto ecofascista de conquista territorial y genocidio.

Los humanistas levantarán, deben empezar, una propuesta solidaria con toda la humanidad, las formas de vida, y el medio ambiente.

La propuesta de una civilización solidaria de ‘buen vivir’ no es masivamente bienvenida y tendrá que levantarse a contracorriente.

Una campaña con estos objetivos de futuro necesita de un movimiento social propio, no debe depender de la buena voluntad de los existentes.

La invitación es a construirlo en Chile.

Contacto romulo.pardo@gmail.com