Comunidades indígenas se unen para hacer prevalecer sus derechos y refundar Honduras

El encuentro por la refundación de Honduras inició con una experiencia espiritual intercultural y utilizando diversos lenguajes pidieron permiso a la madre tierra y al mar para discutir sus problemas, conocer sus experiencias y elaborar propuestas congruentes con el desarrollo integral de los pueblos.

Por primera vez:

Comunidades indígenas se unen para hacer prevalecer sus derechos y refundar Honduras

San Juan Tela. Representantes de diversos pueblos originarios del país realizan por primera vez un encuentro para consensuar propuestas relativas a la refundación de Honduras. El evento denominado “Asamblea Nacional Constituyente Originaria” reúne a 1500 representantes de las tribus Pech, Lenca, Chorti, Tolupan, Tawaka, Garífuna, Misquito y negros de habla inglesa, que buscan mejores condiciones de vida.

La Asamblea Nacional Constituyente Originaria, tiene como sede la comunidad garífuna de San Juan, municipio de Tela Atlántida. Inició el pasado lunes veintiuno de febrero y tendrá una duración de tres días.

Separados históricamente por un colonialismo interno del Estado, los pueblos indígenas y negros, fueron condenados a un desplazamiento discriminatorio que los llevó a convertirse en víctimas de un sistema explotador y al despojo de sus tierras, situación que lleva a juntarse en busca de mejores alternativas de vida.

El encuentro por la refundación de Honduras inició con una experiencia espiritual intercultural y utilizando diversos lenguajes pidieron permiso a la madre tierra y al mar para discutir sus problemas, conocer sus experiencias y elaborar propuestas congruentes con el desarrollo integral de los pueblos.

Refundación de Honduras

Miriam Miranda, Coordinadora de la Organización Fraterna Negra Hondureña (OFRANEH), mantiene como expectativa la generación de un proceso político que permita proponer el tipo de país que necesitan los hondureños. “Desde ayer que instalamos la Asamblea Nacional Constituyente de Pueblos Indígenas, hemos visto la necesidad de cambiar las estructuras de poder de este país, no podemos seguir en estas condiciones donde se toman decisiones sin consultar con nuestro pueblo”, expresó.

Afirmó que la comunidad indígena y negra pasa por momentos difíciles debido a las amenazas constantes para despojarlos de las tierras. No obstante, la lucha por un país más justo debe continuar, sobre todo por la obligación sentida por generar condiciones adecuadas para futuras generaciones.

En el evento se redactará el planteamiento de posición política que será presentado en la próxima asamblea del Frente Nacional de Resistencia Popular a desarrollarse en la capital, el próximo 26 de febrero.

La refundación de Honduras para por una nueva Constitución

La dirigente de OFRANEH, dijo que con el golpe de Estado perpetrado el 28 de junio de 2009, se rompió el orden constitucional, situación que hace necesaria la instalación de una Asamblea Nacional que Constituyente que redacte la nueva Constitución Política, documento que debe contener el reconocimiento de que Honduras es un país multicultural.

“La constitución actual dice que todos somos iguales pero no reconoce que el país es multilingüe y pluricultural y ese es uno de los primeros puntos que debe contener la nueva constitución, además dice que el idioma oficial es el castellano, pero este es un país que antes de ser republica ya existían los pueblos indígenas, la carta magna debe establecer que este es un país de diversas culturas y diversos idiomas, reconociendo y visibilizando a nuestros pueblos”, dijo Miranda.

Aseguró que tal como está concebida, la actual Constitución de la Republica no les sirve a los pueblos indígenas, que ésta fue elaborada por el poder fáctico y los oligarcas que en su momento buscaron asegurar sus intereses. Los grupos ancestrales también exigen que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas se convierta en ley nacional.

De acuerdo a la dirigente de OFRANEH, “no podemos seguir con un Congreso Nacional donde hay personas que ni tan siquiera saben cuántos pueblos indígenas hay aquí, y, todavía más grave, que toman decisiones desde allá sin saber que afectan a las poblaciones”.

Refirió como ejemplo, que las concesiones de los ríos que milenariamente han sido cuidados por la población, afectan a muchas comunidades, “el pueblo misquito está aquí y hay un rotundo rechazo a los Patucas 1,2 y 3. Nosotros estamos con ellos para evitar que se hagan todas esas barbaridades en contra de los recursos naturales, esa es una destrucción a la biosfera del Río Plátano que va contra Honduras, ese es un patrimonio mundial de la humanidad, es el pulmón de Centroamérica y quieren anegarlo y destruirlo. Nosotros estamos en contra porque tiene que reconocerse los derechos territoriales” expresó la coordinadora del movimiento garífuna.

Reformas Constitucionales un dulce para el pueblo

Las reformas constitucionales impulsadas desde el ejecutivo y aprobadas en el Congreso Nacional, son consideradas como un dulce que los diputados tratan de darle a la ciudadanía. “Las reformas son peligrosas y ellos están utilizando lo que la gente venía planteando antes del golpe y ahora lo van a utilizar para hacer reformas a favor de la oligarquía - ojo con eso-, porque en este momento CONATEL impulsó una consulta para definir ampliar, reducir o quitar el espectro de las radios comunitarias por internet, cuantos pueblos tienen acceso, pero es una forma de justificar la consulta”, aseguró Miranda. German H. Reyes/Revistazo.com