El Partido Comunista de Austria (KPÖ) ganó inesperadamente el domingo 26 de setiembre las elecciones municipales de Graz, la segunda ciudad más poblada de la república alpina, superando al conservador Partido Popular (ÖVP).

Comunistas ganan municipales de la segunda ciudad de Austria

Con una política de vivienda a la altura de las necesidades, con la promesa de frenar los aumentos en los pasajes de la locomoción colectiva, proponiendo una expansión del transporte público y con una responsabilidad social hacia quienes tienen más dificultades en la sociedad, el partido comunista de Austria ganó en las elecciones municipales Graz, Austria. El partido recibió casi el 29 por ciento de los votos.

El Partido Comunista de Austria (KPÖ) tenía como objetivo mantener el 20 por ciento de los votos obtenido en las últimas elecciones donde ocupó el segundo lugar después del conservador Partido Popular Austriaco, ÖVP, que domina la política en Austria. Cuando se contaron los votos el domingo por la noche, el Partico Comunista de Austria, KPÖ, había obtenido alrededor del 28,9 por ciento y había pasado de 10 a 15 escaños y el Partido Popular Austriaco, ÖVP, sacó el 25,6 por ciento, 13 escaños, 6 escaños menos que en las elecciones de 2017.

En tercer lugar, salieron los ecologistas “Verdes” (17 por ciento), seguidos por el ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ, 11 por ciento), los socialdemócratas (SPÖ, 9,8 por ciento) y los neoliberales NEOS (5,1 por ciento).

El Partido Comunista de Austria recibe solo alrededor del uno por ciento del voto a nivel nacional, pero desde la década de 1990 se ha perfilado localmente principalmente en el tema de la vivienda en Graz, donde ha crecido gracias a su trabajo entre otros para impedir la privatización de las viviendas municipales en 2004.

El nuevo alcalde de Graz es Elke Kahr, de 60 años. Ha sido miembro del consejo de la ciudad durante varios años, pero también ha dirigido el extenso trabajo del partido en lugares de trabajo y áreas residenciales.