Maternidades. Auxiliares de enfermeria del hospital Karolinska. Pilotos de SAS.

Conflictos laborales en Suecia


Maternidades de Estocolmo

La crisis de la atención en las maternidades en Estocolmo se empeora. A pesar de que la región tuvo un superávit de SEK 6 mil millones el año pasado, los departamentos de maternidad se han visto obligados a ahorrar y recortar durante el año. El modelo neoliberal no tiene en cuenta la realidad y solo se rige por las ideas obsoletas del mercado. ¡Que se deje de ahorrar en cuidados de maternidad! ¡Que se deje de hacer negocios con la atención médica! ¡Todo el apoyo a la lucha de las parteras por mejores condiciones laborales, escribió la dirigente del partido de izquierda, Nooshi Dadgostar, en su Facebook

Varias parteras del hospital del Sur y 26 parteras del hospital de Danderyds han presentado sus renuncias como medida de lucha en protesta por las condiciones de trabajo.

- Trabajamos a un ritmo que no es saludable, no damos basta. Destruimos nuestra salud y las mujeres que darán a luz se sienten inseguras, dice Hannah Dahlbäck, una de las parteras

Según el sindicato de Salud Vårdförbundet que agrupo a las parteras, enfermeras y personal biomédico el entorno laboral es peligroso para la seguridad del paciente también en Umeå, Lund, Lycksele y Gotemburgo. Pero lo peor tiene lugar en Estocolmo.

Desde que se cerró la maternidad en el hospital privado Sophia en 2016 se redujeron los recursos económicos para la maternidad en Estocolmo. La maternidad en el hospital Sophia se inició en 2014 y cubriría 4.000 nacimientos por año, pero la atención era deficiente. Una madre que dio a luz murió. Las secciones de cuidados intensivos y de ambulancia funcionaban con grandes deficiencias.

Auxiliares de enfermeria del hospital Karolinska

13 auxiliares de enfermería del servicio de urgencias de pediatría del Hospital Karolinska de Solna han presentado sus renuncias como medida de lucha en protesta a que el acuerdo de horas extras ha sido eliminado por la dirección. Esto ha dado lugar a una reducción salarial de hasta 10.000 SEK al mes para algunas enfermeras auxiliares.

La situación laboral en los lugares de asistencia médica en el país es de estrés, ausencias por enfermedad y presión extrema.

En lugar de dar horas extras al personal se contrataría personal a agencias de trabajo. Desde un punto de vista puramente financiero, esto no suele ser algo que beneficie al presupuesto. Más bien al contrario. El costo del personal alquilado suele ser el doble que el de uno regular. Y luego no se tienen en cuenta las horas de trabajo que se necesitan para formar al nuevo personal alquilado.

- No entiendo esto, dice Anna Rådö. Cuando se eliminó el acuerdo de las horas extras, la gerencia dijo que lo hicieron para proteger nuestra salud. Manifestaron que con tantas horas extras la situación laboral se hacía insalubre. Sin embargo, ahora trabajaremos en tres turnos.

- Según el nuevo convenio, trabajaríamos de noche un máximo del 50 por ciento de nuestras horas de trabajo. Pero debido a la escasez de personal, los que se inscribieron han tenido que trabajar de noche todo el tiempo.

El conflicto de los pilotos de SAS.

Con la escasez de trabajo durante la pandemia, SAS despidió a 562 pilotos. Se les prometió que se los volvería a emplear cuando la actividad de la línea aérea se recupere. Pero ahora SAS esta haciendo otra cosa muy diferente.

En lugar de volver a emplear a los pilotos que fueron despedidos, SAS ahora está reconstruyendo la organización y, a través de subsidiarias recién creadas, se toma pilotos de compañías de alquiler de personal de trabajo.

Cada vez más tráfico aéreo de SAS será asumido por la empresa de bajo costo SAS Connect (antes SAS Ireland) y SAS Link, una filial recién creada.
La empresa de contratación CAE Parc Aviation, una subsidiaria de Canadian Aviation Electronics Ltd, con sede en Dublín, gestiona las nuevas contrataciones para SAS Connect Crew Services A / S,

- Los pilotos que son reclutados para SAS Connect harán el trabajo que hicieron los 562 pilotos previamente despedidos en la empresa matriz de SAS.
SAS ha recibido 16.000 millones de coronas suecas del dinero de los contribuyentes como apoyo durante la pandemia. Además, se agrega el subsidio de 400 millones de coronas suecas como subvención a los sueldos del personal llamado permitteringsstöd en sueco.

Pera ahora SAS contrata a pilotos irlandeses con sueldos bajos en lugar de volver a emplear a los pilotos despedidos

El jueves (28 de octubre), los pilotos manifestaron, en Mynttorget fuera del Riksdag en el centro de Estocolmo.