El Gobierno activará procesos por discriminación contra los agresores de un dirigente originario en Santa Cruz

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, informó este sábado que se activarán procesos por racismo y discriminación contra quienes sacaron el viernes a empujones y a chicotazos a un dirigente de la Conamaq de los actos protocolares realizados en la plaza principal por el aniversario de Santa Cruz.

No poder suceder que “Por llevar un poncho, por tener un color de piel diferente, hablar otra lengua o levantar un símbolo patrio ancestral como la wiphala, una persona sea agredida, humillada y sacada a patadas o a chicotazos como en la época de la colonia”, cuestionó en una conferencia de prensa.

El dirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Iver Valenzuela, fue sacado a empujones y a chicotazos el viernes de la plaza 24 de Septiembre, por un grupo de personas que cuestionaron la presencia en los actos del presidente en ejercicio David Choquehuanca y la iza de la wiphala.

Valenzuela vestía un poncho y un sombrero típico de las personas del área rural del altiplano. Como Adalid F. M. fue identificado una de las personas que agredió físicamente Valenzuela.

“Hemos anunciado, se tomarán las acciones desde instancias correspondientes, como el ministerio de Descolonización, ministerio de Culturas, que tienen la función de luchar contra toda forma de discriminación es un mandato que haremos cumplir por el bienestar no solo de nosotros sino de las futuras generaciones”, anunció Prada.

El gobernador Luis Fernando Camacho terminó abruptamente el acto protocolar e impidió que Choquehuanca hiciera uso de la palabra, como es parte del protocolo. Ya antes se había registrado incidentes por la iza de la wiphala, que fue retirada por un grupo de personas aduciendo que no los representa y en medio de agresiones.

El viernes, el ministro de Justicia, Iván Lima, informó que se iniciarán acciones penales en contra de los autores de la “afrenta” a la wiphala en Santa Cruz e identificó al dirigente cívico Rómulo Calvo como una de las personas que incurrió en actos racistas y de discriminación.

La Razón Digital