El Gobierno gestiona vacunas en todo el mundo y ‘reserva’ 3,5 millones de dosis más

karina Pérez    18.Abr.2021    Bolivia

El viceministro Benjamín Blanco informó a La Razón que Bolivia “reservó” 3,5 millones de vacunas Sputnik V adicionales a los lotes convenidos.

Además de garantizar el arribo de 5,2 millones de vacunas rusas Sputnik V, el Gobierno gestiona la adquisición de más inmunizantes anti COVID-19 en varias partes del mundo. Entre los países con los que negocia están China, México, Cuba y Brasil.

“Estamos trabajando con otra cartera de vacunas. Por un lado, con la Soberana 2, que es la de Cuba, estamos esperando que terminen los ensayos de la fase tres, porque es obligatorio conocerlos resultados”, informó a La Razón el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.

Aclaró que para homologar el registro sanitario de esa vacuna, al menos dos países de distintas regiones del mundo deben aprobar su uso o debe ser aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Esperemos que eso se dé hasta junio o julio”.

Bolivia también inició negociaciones con China para adquirir más dosis de la vacuna Sinopharm, fuera de las 700.000 de febrero. También negocia con las dosis chinas Sinovac, que produce el instituto Butantan de Brasil.

La Cancillería boliviana también inició tratativas para adquirir la vacuna chino-canadiense CanSino, que se envasa en la planta de Drugmex, de Querétaro (México); sin embargo, debe esperar que hayan dosis disponibles, porque primero se reparten a la población de México.

“CanSino es monodosis, igual que Jhonson & Jhonson; o sea, es una sola dosis”, resaltó Blanco.

Asimismo, Bolivia tuvo un acercamiento con el laboratorio canadiense Biolife, para solicitar a laOMS que se le libere la patente de la vacuna de Johnson & Johnson y “en caso de que se logre seríamos de los primeros países en recibirlas dosis”.

Previamente, Bolivia gestionó vacunas mediante el mecanismo COVAX, más de 90.000 dosis de Pfizer y 900.000 de AstraZeneca, cuya entrega está en etapa de negociación. En el caso de Pfizer, el Gobierno observó que se quiera incluir una cláusula mediante la que la empresa busca deslindarse del pago de una indemnización en caso de daños por el compuesto.

En el caso de AstraZeneca, Bolivia debía recibir 444.000 dosis en abril, pero el laboratorio indio Serum está restringido por su gobierno para exportar. “Esperemos recibirlas en mayo, se nos ha comunicado que estarían intentando que las dosis en vez de que salgan del instituto Serum de la India, puedan venir de Corea del Sur”, explicó el viceministro.

Adelantó que Bolivia suscribió “como parte del contrato una reserva de 3,5 millones de dosis adicionales de Sputnik V”.

La Razón Digital