La propuesta beneficia a los medios hegemónicos. Medios alternativos perjudicados. Muchos estarán obligados a cerrar.

El gobierno presenta propuesta para modificar el sistema de apoyo a la prensa.

El sistema de apoyo a la prensa en Suecia (presstöd) que rige desde 1971 será modificado. Actualmente la cantidad del apoyo a las publicaciones está relacionada entre otras cosas a la cantidad de días a la semana que sale la publicación, cantidad de números vendidos y a la cantidad de suscriptores a la misma.
Los cambios que se proponen, anunciados por la ministra de cultura Amanda Lind el 14 de octubre significan la eliminación del apoyo a la prensa de la manera actual y su reemplazo por una reducción a las cargas sociales por empleados (arbetsgivaravgift) y reducción del IVA (Moms).
La propuesta de la ministra está en línea con propuesta de los organización TU-Medier i Sverige, los editores de periódicos en Suecia, una organización que en su consejo directivo solo tiene representantes de los medios hegemónicos
La propuesta trae como consecuencia que las publicaciones alternativas van a recibir muchísimo menos apoyo mientras que los grandes diarios de los monopolios mediáticos van a recibir más apoyo económico.
Es una transferencia del apoyo económico de los medios pequeños alternativos hacia los grandes medios monopólicos.
De concretarse la propuesta desaparecerán muchas publicaciones alternativos y habrá una mayor monopolio en los medios. Otra consecuencia es que los medios hegemónicos aumentarán sus ganancias ya que recibirán más apoyo económico.

Paralelamente los diarios de izquierda entre ellos Flamman, Proletären, Internationalen, etc. se ven amenazados por una campaña de la extrema derecha para que no se dé apoyo de prensa a las publicaciones socialistas o comunistas.