El misterio del affaire Dreyfus

Alfred Dreyfus nace en Molhouse un peblecito de Alsacia el 19 de Octubre de 1859, es séptimo hijo de un rico industrial textil de orígen judío. En 1871, cuando Alsacia es anexada a Alemania, la familia Dreyfus opta por la nacionalidad francesa y se traslada a Paris, donde Alfred que contaba con sólo 12 años de edad continúa sus estudios secundarios ingresando, luego, en 1878 en la prestigiosa “Ecole Polytecnique” que prepara el cuerpo de ingenieros y oficiales de artillería.

En 1889 es capitán en el 21° Regimiento de Guerra donde se forman los altos comandos del ejército francés. El 21 de Abril del mismo año se casa con Lucien, hija de un comerciante en diamantes que le da dos hijos Pierre y Jeanne. En 1892 supera brillantemente los exámenes finales y es enviado al Estado Mayor del Ejército.

El 15 de Octubre de 1894 es arrestado por “alta traición a la Patria”. Nace así el “affaire Dreyfus” como consecuencia de la cultura francesa de esos tiempos: el nacionalismo fanático fruto de la humillante derrota en la guerra de Sedan contra los odiados Prusianos y el dilagante antisemitísmo de esos años.
Los periódicos franceses hablan por primera vez de este hecho sólo 20 días después del arresto. El matutino “La Libre Parola” dirigida por Eduard Drumont, un fanático antisemita escribe “¿Es cierto que ha sido arrestado un personaje muy importante por órdenes de autoridades militares? El arrestado parece estar acusado de espionaje. Si la noticia es cierta, ¿porqué las autoridades militares observan un riguroso silencio? Una respuesta la tienen que dar”. El Ministerio de Guerra en una nota admite el arresto de un un oficial del Estado Mayor. El 31 de Octubre el vespertino “Le Soir” revela el nombre del traidor: “el oficial es Alfred Dreyfus”, al día siguiente “La Libre Parola” titula a toda página “Alta Traición, arrestado el oficial judío Alfred Dreyfus”.

Todo inicia el 25 de septiembre de 1894 en el Servicio de Estadísticas del Estado Mayor del Ejército francés, donde funciona tambien el servicio de espionaje “Deuxieme Bureau”. Ese día el Mayor Hebert Henry se pone en contacto con Auguste, agente secreto de la Embaja de Alemania en París, Auguste es en realidad una mujer, Marie Bastian que se ocupa de la limpieza de la Embajada, entre sus deberes está el de quemar toda la correspondencia que llega a la Embajada Alemana, Marie Bastian en vez de quemar la correspondencia la envía al Servicio de Contraespionaje. Es así que Henry se encuentra entre las manos un “borderau” con informaciones militares que tiene el efecto de una bomba. Está escrito “Sin sus noticias desde hace mucho, le envío pero informaciones interesantes: 1) una nota sobre el cañón experimental de 120 mm.; 2) noticias sobre tropas e cobertura de las fronteras francesas con militares de reserva; 3) noticias sobre posibles modificaciones en los repartos de artillería; 4) noticias sobre la expedición en Madagastar y 5) una nota sobre el proyecto del nuevo manual de artillería de campaña”

El Mayor Hubert Henry comprende que en el Estado Mayor hay un espía que envía documentos secretos a la Embajada Alemana. Se empieza a sospechar de los jóvenes oficiales que han terminado hace poco sus estudios en la Escuela de Guerra y que ahora están haciendo práctica en el Estado Mayor. Son doce y entre ellos está el Capitán Alfred Dreyfus. Se confronta inmediatamente la letra de Dreyfus con el “borderau” que está en manos del Servicio de Contraespionaje. No hay “casi” dudas para el experto calígrafo, el tipo de letra es “casi” idéntico, el espía es seguramente el judío Alfred Dreyfus.
El 5 de octubre de 1884 Dreyfus es convocado al Ministerio de Guerra, lo invitan a escribir bajo dictadura una parte del documento incriminado. Escribe con cierto nerviosismo, le tiemblan algo las manos, es una prueba desfavorable para él. Lo arrestan inmediatamente por alta traición. Du Patty de Clam, un oficial superior le da una pistola para que se haga justicia, Dreyfus indignado devuelve la pistola y exclama “soy inocente”.

El proceso al capitán de Artillería inicia el 19 de diciembre de 1894. Después de tres días la sentencia es unánime; “El acusado es culpable de alta traición a la Patria, será degradado y condenado a cadena perpetua en una isla fotificada”. La mañana del 5 de enero de 1895, Alfred Dreyfus es degradado públicamente en el Campo de Marte, la inmensa Plaza de parada de la Ecole Militaire. un sargento le arranca las charreteras y las bandas rojas de los pantalones, luego rompe su espada. El General Darras a caballo, desnudando su espada le dice: “Alfred Dreyfus, eres indigno de llevar armas. Nosotros por lo tanto te degradamos en nombre del pueblo francés”. Dreyfus con la voz rota por el llanto exclama “Soldados, un inocente está siendo deshonrado. Viva Francia! la gente lo quiere linchar al grito de “muerte a los judios”.

Dreyfus después de la degradación es llevado a la cárcel de la Guyana Francesa. Más tarde lo transfieren a la Isla del Diablo, un islote deshabitato a los largo de la costa. Es el único preso. El caso parece ya no tener historia.

El 1° de julio de 1895, el Teniente Coronel Georges Picquart es nombredo nuevo director del Servicio de Contraespionaje. En 1896 Picquart reconstruyó con paciencia una hoja de papel hecha pedazos proveniente de Marie Bastian donde se lee “… Señor, antes de nada espero explicaciones detalladas de lo que Ud. me ha mandado el otro día. Le ruego me las envíe por escrito de modo que yo pueda establecer si continuar o no con mis relaciones con la sociedad R.”. Picquart se da cuenta inmediatamente que se trata de otro espia, detrás del papel está la dirección del Mayor Ferdinand Walsin-Esterhazy, 27 rue de la Bien, France, Paris.
Walsin-Esterhazy tiene ciencuenta años, es mayor de infanteria en Roun, siempre en la reserva del ejército por ser tísico. Ha abandonado a su familia y vive con una prostituta, Margherite, está lleno de deudas por jugador y siempre metido en líos por mujeres. Colabora con el periódico antisemita “La Libre Parole”. El hecho más inquietante es que la escritura de Walsin-Esterhazy es igual al “borderau” por el cual ha sido condenado Dreyfus, Picquart empieza a examinar los documentos del proceso y se da cuenta de que Dreyfus ha sido condenado injustamente. Trata de convencer al Estado Mayor para que revise todo el proceso, el Gobierno Francés pero lo “envía” en misión especial al exterior, rechazando su propuesta de revisión.

El 25 de noviembre de 1897 el famoso novelista Emile Zola escribe en “Le Figaro” un artículo exaltando al Vicepresidente del Senado Sccheurerkestern, un industrial alsaciano y aprovecha la ocasión para hablar tambien del otro alsaciano que está desterrado en la Isla del Diablo: Alfred Dreyfus, dice que la verdad está muy cerca. El 1 y el 5 de diciembre del mismo año escribe otros dos artículos favorables a Dreyfus. Los lectores de “Le Figaro” protestan y la dirección le quita la colaboración.

El 13 de enero de 1898 en “L’Aurore”, Emile Zola publica si famoso “J’Accuse …”, una carta abierta al Presidente de la República Francesa Felix Faure. Escribe “desde hace un año los generales Billot, Boisdefebbre y Gonse, saben que Alfred Dreyfus es inocente … acuso al Coronel Paty du Clan de ser el principal artífice de este error judicial … acuso al Estado Mayor del Ejército Francés y al Ministro de Guerra de haber protegido al verdadero traidor, Ferdinand Wilsin-Esterhazy”.

Cuando la voz de Emile Zola se levanta en defensa de Alfred Dreyfus, es famosísimo en toda Francia y sus obras han sido traducidas en casi todos los idiomas del mundo. La acusa es tremenda y ahora la opinión pública francesa tiene tres objetivos: “Muerte a Dreyfus el traidor, muerte a los judíos y muerte a Zola”.

Zola es acusado de ultraje al Estado Mayor y se lo procesa, Francia se divide en dos, de una parte está la “liga” que defiende los derechos humanos y cuenta con personajes ilustres como Marcel Proust, André Gidé. De otra parte está la “liga” de los derechos franceses que cuenta con todos los académicos de Francia y de modo especial de Jules Verne.

El 23 de febrero de 1898 Emile Zola es reconocido culpable de difamación y lo condenan a un año de cárcel y tres mil francos de multa. Los abogados de Zola recurren a Tribunal Supremo de Casación y el proceso es anulado. El nuevo proceso se celebra en el Tribunal de Vesailles y se conclude con la confirma de la culpabilidad y de la condeana. Poco antes Zola huye a Inglaterra temiendo por su vida.

Pizcquat escribe al Presidente de Consejo de Ministros afirmando que está en grado de demostrar que los documentos por los cuales ha sido condenado Dreyfus son falsos. El Ministro de Guerra Godefory Cavaignac, denuncia Picquat per haber revelado secretos militarers y es inmeditamente arrestado y encarcelado.

Leyendo los actos del proceso, el Ministro de Guerra Cavaignaz se da cuenta de que los documentos que ha presentado el Teniente Coronel Hubert Henry para hacer condenar a Dreyfus son falsos. Hubert Henry confiesa y es arrestado y llevado a la cárcel de Militar donde en la tarde del mismo día, 31 de agosto de 1898, se suicida degollándose con una navaja.

Ferdinand Wilsin-Esterhazy huye a Inglaterra donde ebrio de jacta de ser el autor del “borderau” que ha servido para condenar al Capitán Alfred Dreyfus.
El 3 de julio de 1898 el Presidente del Consejo de Ministros Francés Brisson invita oficialmente al Capitán Alfred Dreyfus a presentar una petición para revisar su proceso. El 5 de octubre el Fiscal General transmite al Tribunal Superior dicha petición que anula la sentencia contro Dreyfus y envía toda la documentación al Tribunal Militar. El Ministro de Guerra reintegra a Alfred Dreyfus en su grado de Capitán de Artillría que ahora es acusado únicamente de espionaje y es transfrido a la cárcel Militar de Rennes. Emile Zola puede regresar de Inglaterra y el Teniente Coronel Herges Picquart es absuelto y deja la cárcel.

El 7 de agosto de 1899 empieza en Rennes el nuevo proceso contro el Capitán Alfred Dreyfus, testimonian cien militares, veinte civiles, un expresidente de la República y cinco exministros de guerra. El Consejo de Guerra declara al acusado culpable y lo condena, con todas las atenuantes, a 10 años de cárcel.
El 19 de septiembre de 1899 el Presidente de la República de Francia concede a Alfred Dreyfus la gracia. Pasan otros siete años y finalmente el 18 de junio de 1906 en una Francia más serena, el Tribunal Militar anula la sentencia de Rennes contra el Capitán Alfred Dreyfus porque no existe ningún delito. Dreyfus es pronovido al grado da Mayor y Picquart al de General.

El 20 de julio de 1906, Alfred Dreyfus recibe de manos del Prsidente de la República Francesa la “Legión de Honor” en el grado de caballero. Al grito de “Vive Dreyfus, Vive la Republique, Vive la Verité”.

Alfred Dreyfus muere en Paris el 12 de julio de 1935. El hecho más singular de esta excepcional visicitud es que él mismo no comprendió la importanca de la batalla que se había combatido en su nombre. Poco antes de morir respondió así a un viejo camarada de armas: “Yo soy un oficial de artillería al cual un trágico error ha impedido de seguir la propia carrera militar. El símbolo de la justicia no soy yo, lo han inventado Ustedes”.