En el MAS piden expulsar y anotar bienes de dirigentes culpables de la derrota electoral en El Alto

Pedro Luna    04.Abr.2021    Bolivia

La militancia de ese partido apunta a los seis dirigentes de ser los responsables de imponer candidatos, los cuales no tenían el respaldo de las bases.

La militancia del Movimiento Al Socialismo (MAS) de la ciudad de El Alto apunta a seis dirigentes de esa tienda política de ser responsables de la derrota que tuvo ese partido en las pasadas elecciones subnacionales del 7 de marzo.

Eddy Loza, dirigente departamental del MAS, señaló que en los pasados días se llevó adelante un ampliado donde se emitió una resolución que contempla cuatro puntos.

El primero señala que se debe apoyar la campaña del candidato a la gobernación Franklin Flores que va a un balotaje con Santos Quispe.

El segundo punto de la resolución establece exigir al Órgano Ejecutivo desvincular a funcionarios públicos comprometidos con el denominado “golpe de Estado” y a la vez solicitan puestos laborales en dos ministerios desde donde ayudarán en la gestión gubernamental.

En el tercer punto solicitan a la dirigencia nacional del MAS expulsar con ignominia a los dirigentes Omar Arce, Evelio Choque, Daniel Ramos, Rodolfo Machaca, Miguel Mendoza y Grover Gutiérrez a quienes apuntan como responsables de la derrota del pasado 7 de marzo donde la ex militante del MAS Eva Copa ganó el municipio de la ciudad de El Alto.

El documento emitido en el ampliado al que hizo referencia Loza también incluye un cuarto punto en el que desconocen la representatividad de las personas mencionadas, quienes no podrán hacer gestiones a nombre del MAS IPSP y sobre quienes se debería iniciar un proceso y en lo posible anotar preventivamente sus bienes por haber causado un daño al instrumento político.

“Este pueblo que ha trabajado mucho ha sido frenado por este grupo de personas y por eso es que hoy decimos que no vamos a descansar hasta hacernos escuchar”, enfatizó Loza.

La militancia de ese partido apunta a los seis dirigentes de ser los responsables de imponer candidatos los cuales no tenían el respaldo de las bases y lo que culminó en una derrota en la segunda ciudad más poblada del país y considerada bastión del Movimiento Al Socialismo.

La Razón Digital