Uruguay

“En jefatura están torturando a un patriota”

Qué difícil es despedirse del hombre nuevo, donde hay que resumir una vida solidaria en pocas palabras, ahora que no está Eduardo Galeano para realizarlo.

Allá por los 60 cuando se empezaba a ver el fin de la Suiza de América (como nos pusieron los oligarcas, para que creyéramos que éramos europeos alejados de nuestra Amerindia), nos regalaste “a desalambrar”, “duerme negrito recopilada del gran Atahualpa”, “Canción del hombre nuevo” que puso en el tapete a un Montevideo en crisis y un interior feudal que se mantiene hasta ahora, donde capataces sin clase, le pegan a peones por reclamar un salario que le corresponde, para quedar bien con el estanciero, donde la prensa fascista como El País que siempre protege a como lo hizo a los señores feudales.

Siempre Daniel defendió a los oprimidos, a los explotados, a los torturados, a los perseguidos y a los revolucionarios, sin importarle de donde eran, para resaltar como lucharon, como vivieron y como los mataron.

Fue por toda América empezando por Cuba y no paró nunca con su mensaje, sus cantos, donde lo solicitaran y en su exilio recorrió el mundo llevando su rebeldía y esperanza con los principales cantantes y defensores de los pueblos donde iba.

Junto con Mario Benedetti en España nos deleitó “A dos voces” dándonos fuerza para seguir pedaleando en la ruta por la libertad y el socialismo

En Uruguay, en el día del Guerrillero Heroico siempre estuvo tu canto para que recordáramos al “CHE” y sus enseñanzas, terminando en todas las presentaciones con la letra de Jorge Salerno “La llamarada”.

Cuando lo detienen en 1972 y lo llevan detenido, “los estudiantes del pueblo” rodean en una manifestación relámpago a jefatura y se volantea una imagen con dos manos, con la consigna “en jefatura se está torturando a un patriota”, que los obliga a pasarlo por televisión para demostrar que era mentira. Eso dio pie a la protesta internacional y su liberación que posterior lo llevo al exilio.

Definir a Daniel es definir el hombre nuevo, llevado a la práctica y al ejemplo. Vivió para decir que la revolución es viable siempre y hay que apoyar a los que luchan. Si no estaban claros en su accionar los movimientos o partidos, no los descalificaba, solo decía “es lo que hay”.

Como él hay unos cuantos en América y en el mundo que llevan su canto y su mensaje denunciando a opresores, a torturadores y a sus amos imperiales.

Viniste a Venezuela en 1974 y te encontraste con Ali Primera, la solidaridad era compartida por ambos y por la defensa de los oprimidos del mundo. Las denuncias de los dos, al imperialismo yankee está escrita en un sin fin de canciones.

Luego viniste muchas veces a la República Bolivariana de Venezuela y siempre fuiste solidario con la revolución, su pueblo, con Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Daniel Viglietti a Chávez:

“Los combates de la vida son tantos, tantos y tantos, por ellos canto”

Hace unos días estabas cantando en Piriapolis y ahora le estas cantando al mundo

Brindo por vos y Lourdes con un buen vaso de vino, recordando para siempre tu voz, tu guitarra y tu boina.

Caracas, República Bolivariana de Venezuela

manetours@gmail.com