Gritos, acusaciones y una pelea a puño en la interpelación a Del Castillo por caso Áñez

El presidente de Diputados, Freddy Mamani, se vio obligado a declarar un cuarto intermedio. El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, llamó “cómplices” a los opositores.

Un cruce de acusaciones a voz en cuello y hasta un una pelea a puño entre dos legisladores marcó el tenso inicio del acto interpelatorio al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, sobre el caso Jeanine Áñez. Todo empezó con los cuestionamientos de la oposición al video difundido por Del Castillo sobre la violencia antes, durante y después que asumiera el poder Áñez.

El senador Henry Montero de Creemos y el diputado Gabriel Antonio Colque del MAS se agarraron a puños en pleno hemiciclo parlamentario. Montero se acercó hasta la testera e increpó al presidente de Diputado, Freddy Mamani, quien había declarado un cuarto intermedio de 10 minutos ante la protesta subida de tono de opositores por el contenido del video.
Gabriel se acercó a tratar de alejarlo de la testera, pero en el forcejo se desató la pelea.

“!Buscan exacerbar los ánimos¡”, dijeron desde la oposición tras la difusión del video con el que Del Castillo empezó su intervención en el acto interpelatorio, aunque antes había pedido un minuto de silencio y leído el nombre de cada una de las víctimas mortales en los hechos de violencia en el gobierno de Áñez.

“Ustedes quieren esconder los crímenes, ¡son cómplices! No quieren escuchar sus verdades”, increpó Del Castillo mientras se escuchaban ataques entre los oficialistas y opositores.
Los legisladores interpelantes cuestionaron a Del Castillo y denunciaron que era la cabeza de la persecución política.