Instan a promover la agricultura familiar como herramienta contra el hambre

34º Reunión del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA)

Para el año 2050 la población del mundo superará los 9 mil millones de habitantes y el hambre, que es ya un problema grave, empeorará gravemente si no se financia la agricultura familiar campesina.

Así se preocuparon en señalar el presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Kanayo  Nwanze, el ex secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan y la princesa Haya Al Hussein, mensajera de la paz de la ONU, durante el 34º período de sesiones del Consejo de Gobernadores del  FIDA que concluyó en Roma, Italia, el domingo 20 de febrero. “Se gastan 300 mil millones de dólares en armas y hay 300 millones de niños que se mueren de hambre”, comparó Al Hussein al abrir la conferencia. ”Hemos perdido el sentido de la compasión y la comunidad que hace que la vida valga la pena. Estamos moralmente en bancarrota”, consideró. Hay 925 millones de personas con hambre y 1.600 millones de mal nutridos en este momento en el mundo, mencionó.

Más de 600 levantamientos se registraron por esta causa desde 1997 en el mundo, comentó, apuntando que esta situación se produjo a causa de que  ”la agricultura no fue prioridad para los países desarrollados”, y que ese modelo debe revertirse. “Si mi casa se está incendiando, prometo que haría lo imposible por salvarla, creo que es igual con el mundo. La casa se está incendiando”, advirtió en un emotivo mensaje que fue coronado con aplausos del auditorio.

A su turno, Annan, que es presidente de la Alianza para una Revolución Agrícola en África (AGRA, su sigla en inglés), expuso los avances que la iniciativa tuvo en el continente haciendo hincapié en la necesidad de incrementar los aportes para ayudar a los campesinos pobres. Explicó hasta qué punto el modelo es perverso con un ejemplo de un país africano al que no mencionó en el que la agricultura “produce el 40% del PBI y sólo el 1% de los créditos bancarios acuden a su financiamiento”.

El subsecretario de Economía de Italia, Luigi Casero, apuntó que la producción agrícola de alimentos debía incrementarse en un 70% para el 2050 para poder alimentar a la población del mundo.

A su turno, Nwanze, recordó que el FIDA administra un fondo de 1.600 millones de dólares y que tiene 30 oficinas en el mundo y reiteró “el compromiso de trabajar por economías rurales pujantes donde los jóvenes consideren que tienen futuro”, haciendo alusión al lema de la reunión: Alimentando a las generaciones futuras, jóvenes rurales hoy, agricultores productivos mañana”. Para ello reclamó la existencia de asociaciones financieras innovadoras para apoyar a los jóvenes productores como se da en Ghana, Tanzania, Malí y Malawi.

Liderazgo

Ya en conferencia de prensa, Kanayo Nwanze, presidente del FIDA, indicó que para el desarrollo agrícola era fundamental el liderazgo político y la infraestructura  para comparar los casos de China, India y Vietnam con los de África. “Es necesario invertir en salud, educación e infraestructura, no se trata solo de lo agrícola”, expuso recordando que en África “la falta de liderazgos firmes no permitió la consolidación de un modelo agrícola fuerte”. Consultado sobre la cuestión de la reforma agraria y su utilidad como herramienta en el mundo, dijo que es un “concepto que tiene muchas perspectivas tanto política como socialmente”para agregar que “para el Fida es un elemento fundamental en el sentido en que cuando hay tierras en poder hay inversión”. Nwaye insistió en que “FIDA trabaja junto a los gobiernos en señalar que las poblaciones tienen derecho a la tierra”, expuso.

Alertan sobre especulación con alimentos

El presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (Fida), Kanayo Nwanze, reclamó a los países centrales que cesen con la especulación con los precios de los alimentos, señalando que la misma puede derivar en una crisis de graves consecuencias, peor inclusive a la de 2008. “Queremos llegar con este mensaje hasta el G20, con una fuerte alerta contra la volatilización de los precios”, indicó.

En el mismo sentido, Kofi Annan, que es presidente de la Alianza para una Revolución Agrícola en África (AGRA, su sigla en inglés) indicó que había que hacer esfuerzos por “moderar” la especulación para proteger a “los más pobres entre los pobres”. Annan agregó: “La FAO ha advertido que el alto costo de los alimentos está resurgiendo como una seria amenaza al desarrollo económico y la estabilidad social, ya ha contribuido a fomentar los disturbios en el Oriente Medio y África del Norte.”. “Con el cambio climático que aumentará los eventos extremos, las catástrofes,  hace que las recientes subidas de precios, los altos costos y la escasez puede que no sean temporales”, apuntó.

Los precios del maíz, por ejemplo, se dispararon un 73% en los últimos seis meses, mientras que los precios para el azúcar, las grasas y aceites se han incrementado 20 y 22%, respectivamente en el último trimestre.
————————–
jdzarate@hotmail.com
Barómetro