La angustia golpista

El informe del GIEI es claro y contundente, por eso mismo ha generado la desesperada reacción de los golpistas, para a través de la palabrería pretender darle la vuelta.

Es muy interesante analizar el trabajo de los y las comunicadoras de clara afinidad con los y las golpistas, medios de comunicación dedicados a manipular la información para engañar, para manipular los textos. La angustia de los y las golpistas, producida por un informe que deja al descubierto las masacres y torturas, esos delitos de lesa humanidad cometidos por estos y estas asesinas. Los sentimientos de vergüenza, ansiedad y angustia, de los y las asesinas, crean un mecanismo mañudo y manipulador, para proyectar en las víctimas las responsabilidades de los delitos y daños sufridos en manos de esta gente abusiva que busca la impunidad.

¿Cuál es el discurso de las y los violentos? Desde un inicio construyeron el discurso de enfrentamiento, que éramos los propios “indios masistas” que nos hemos baleado y matado entre nosotros. El otro elemento del engaño era que si se mató a alguien, era para cuidarse de los asaltos y destrucciones, como la falsa destrucción e invasión de la planta de gas de Senkata, incluso los y las periodistas dijeron que quienes fueron masacrados estaban queriendo hacer explotar el gas de dicha planta. ¡Mentirosos!

Hoy la manipulación viene a través de interpretaciones antojadizas que en entrevistas manejan el tiempo, favoreciendo a los y las golpistas, con preguntas que les ayudan a direccionar mejor sus mentiras. En contraposición, las interrupciones de los tiempos a quienes defienden el espíritu del informe que busca la verdad de los hechos, las preguntas que además de interrumpir las explicaciones, atacan la coherencia metiendo otros temas para desconcentrar, distraer y confundir las declaraciones.

La otra estratagema es la del empate, pues cuando las/los comunicadores ya no pueden seguir manipulando, inmediatamente sacan la táctica del empate: si van a hacer juicio a los golpistas, también se va a hacer juicio a las víctimas del golpe. Aseveran que se mató a nuestros hermanos porque Evo se repostuló y ganó las elecciones. De nuevo sacan la retórica del no respeto al referéndum, cuyo resultado fue manipulado por los medios de comunicación con la falsa y escandalosa noticia de un hijo no reconocido por Evo. Noticia que manipuló la opinión pública moralista, y se perdió el referéndum por un margen mínimo.

No… el problema no es ni la verdad, ni la justicia, ni el informe, el problema es que no quieren indios e indias como autoridades legitimadas por la democracia. La democracia fue creada para legitimar a los hijos de los colonizadores, criollos, que se jactan de ser puros, como los neonazis de Santa Cruz. Después de toda esa incoherente palabrería cantinflesca de no dice lo que dice… en realidad el informe dice lo que yo digo. El verdadero objetivo es que Evo no pueda volver a postularse en 2025. Ese es el objetivo estratégico de manipular el informe del GIEI. Vamos desenmascarando estas mañuderías.

Julieta Paredes Carvajal es feminista comunitaria