La quinua el “trigo de los incas”

La quínua o quinoa como la llaman en otros países, es una planta nativa de la región Andina que desde mas de 3.000 años se ha cultivado en zonas altiplánicas del Perú, Bolivia y Ecuador y que también se tiene constancia en Chile fue cultivada por aymaras, quechuas, atacameños y mapuches.

Así como la papa, la quinua es un producto originario del altiplano andino ubicado entre 3000 y 4000 metros de altitud; Las civilizaciones precolombinas lo veneraban como un grano sagrado que domesticaron y cultivaron para la alimentación de sus pobladores expandiendo el cultivo de sus distintas variedades a diferentes niveles sobre el mar en gran parte del continente sudamericano miles de años antes de la llegada de los colonizadores españoles; y recientemente en las últimas décadas del siglo XX, por su múltiple riqueza nutritiva, la comunidad internacional la ha reconocido como un alimento completo, ya que posee los 10 aminoácidos esenciales para el humano que la hace alimento muy completo y porque además posee un excepcional balance de proteínas, grasa, aceite y almidón, de fácil digestión.

Entre los aminoácidos que contiene sus distintas variedades están la lisina (importante para el desarrollo del cerebro) y la arginina e histidina, básicos para el desarrollo humano durante la infancia, también es rica en metiotina y cistina, y en minerales como hierro, calcio y fosforo y potasio, también vitaminas, mientras que es pobre en grasas, por lo que se constituye en complemento de otros granos.

La Quínoa real, variedad que se produce exclusivamente en la región de los grandes salares por su extraordinario contenido en proteína de alto valor biológico, es un alimento de gran interés nutricional pues proporciona todos los aminoácidos esenciales imprescindibles para el normal desarrollo del organismo humano y que no es capaz de sintetizarlos por sí mismo y requiere tomarlos con la alimentación diaria.

El promedio de proteínas en el grano es de 16%, pero puede contener hasta 23%. Esto es más del doble que cualquier otro cereal. El nivel de proteínas contenidas es muy cercano al porcentaje que dicta la FAO para la nutrición humana.

La grasa contenida es de 4 a 9%, de los cuales la mitad contiene acido linoleico, esencial para la dieta humana. También contiene un alto nivel de calcio, fosforo, hierro.

• La quinua es una planta gramínea que debido al nulo contenido de gluten no es considerada como cereal y en comparación con la mayoría de cereales y hortalizas, la quínoa es más rica en proteínas y minerales y tiene gran cantidad de fibra. Esta riqueza proteínica de la quinoa real es gracias a su contenido en germen, un 30% del peso total del grano, mientras que en la mayoría de los cereales este germen no sobrepasa el 1% de su peso.
• La quinua real tiene a su vez la gran ventaja de no contener gluten, proteína de los cereales que no pueden asimilar los bebés antes de los 5 - 7 meses, siendo muy recomendable para personas afectadas de celiaquía, síndrome de intestino permeable y otras afecciones y/o alergias intestinales.
• Posee propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.


.Propiedades:
• Comparada con la mayoría de cereales y hortalizas, la quínua es más rica en proteínas y minerales (contiene calcio, magnesio, hierro, fósforo y potasio), y también tiene gran cantidad de fibra.
• Tiene una completa relación de aminoácidos esenciales y aporta apreciables cantidades de vitaminas C, E, B1, B2, B3 y ácido fólico.
• Es un alimento muy completo y de fácil digestión. Su sabor recuerda al del arroz integral, aunque su textura es mucho más fina y parecida a la del cuscus.
• La quínua no contiene gluten, por lo que es recomendable para celíacos (algunas quínuas comercializadas contienen trazas de gluten)
• La quínua es también considerada como una planta medicinal por los por los pueblos andinos. Entre sus usos más frecuentes se pueden mencionar el tratamiento de abscesos, hemorragias y luxaciones.

Información nutricional de la quínua real (por 60 g. crudos)
• 240 Calorías.
• 41 g. de Hidratos de Carbono.
• 10 g. de Proteína.
• 4 g. de Grasas.
• Un 95% del hierro necesario al día.
• Un 12% de Calcio.
• La quinoa es un cereal rico en aminoácidos y aporta apreciables cantidades de vitaminas C, E, B1, B2, B3 y Ácido fólico.
• La quinua, comparándola con cereales de uso corriente en nuestra cultura (trigo, arroz, cebada, avena…) es más rica en minerales como calcio, magnesio, fósforo, potasio y hierro, fibra y vitamina E.