El sindicato de la Construcción lanzo una propuesta que atenúa las consecuencias más negativas del nuevo sistema de jubilaciones

Las reformas al sistema jubilatorio en Suecia

El grupo que estudia las reformas al sistema jubilatorio en el parlamento, conformado por la Socialdemocracia (S), los Conservadores (M), la Democracia Cristiana (KD), el partido del Centro (C), los Liberales (L) y ahora también el partido del Medio Ambiente (MP), hace lo posible para que el sistema jubilatorio no se discuta en la sociedad.

El sistema jubilatorio actual es básicamente injusto.

Aquellos que se ven obligados jubilarse antes de la edad prescripta son castigados con una jubilación más baja. Las mujeres trabajadoras mal remuneradas son un grupo particularmente vulnerable.

Muchos trabajadores con trabajos pesados no tienen la fuerza para trabajar hasta la edad prescrita, que ahora es 65 años. En la actualidad, la edad media de jubilación dentro de los afiliados a la central de trabajadores de Suecia, LO, es de 63,8 años. Pero muchos siguen trabajando después de esa edad a pesar de que el cuerpo ya no da más. No obstante, la edad prescripta se elevará de los 65 años actuales, primero a 66 años para los nacidos ente 1958 y 1959 y luego a los 67 años para los nacidos entre 1960 y 1963. Y se pronostica que la seguirán subiendo.

El sindicato de la Construcción lanzo una propuesta que atenúa las consecuencias más negativas del nuevo sistema de jubilaciones. Y la secretaria general de la central de trabajadores de Suecia, la LO, Susanna Gideonsson, hizo referencia a esto en su discurso del primero de mayo.

La propuesta se enmarca en el slogan que los trabajadores suecos necesitan una jubilación que les permita vivir. Y Susanna Gideonsson pidió que la jubilación sea un 72% del sueldo.

La propuesta se basa en el modelo danés. La propuesta es que a partir de los 61 años sea más fácil estar de baja por enfermedad y que a partir de esa edad la contribución a la pensión durante el tiempo de enfermedad se calculen sobre el salario completo, no sobre el subsidio de enfermedad que paga el Seguro Social Sueco.

Menos personas tendrán que jubilarse anticipadamente y ningún trabajador mayor será castigado con una jubilación más baja por estar de baja por enfermedad durante los últimos años agotadores.

Esta reforma paleadora de las consecuencias más negativas, que se aplica en Dinamarca, podría aplicarse acá en Suecia si hay voluntad política

Sin embargo, el problema del sistema de jubilaciones radica a que está relacionada una jubilación. Antes durante la época del bienestar social la jubilación llamada ATP estaba relacionada con el sueldo.

Ahora la jubilación está relacionada con las contribuciones realizadas a la jubilación. Esto resulta inevitablemente en jubilaciones cada vez más bajas. Se prometió que la jubilación iba a estar en un 60% del salario. Sin embargo, ha estado por debajo del 50 por ciento del salario, y si no se hace nada, la tendencia es implacablemente descendente.

Los inmigrantes reciben una jubilación más baja que los nacidos en Suecia, a pesar del mismo salario antes de la jubilación. Con menos años en el mercado laboral sueco, muchos inmigrantes no tienen tiempo para ganar una jubilación adecuada.

También cabe señalar que no se cuestiona la relación axiomática entre el aumento de la esperanza de vida y el aumento de la edad de jubilación. Que vivamos más no significa que las personas de 65 años tengan más fuerza para seguir trabajando, como muestran las jubilaciones anticipadas que se solicitan. Es, más bien al contrario. Una vida laboral cada vez más agitada da como resultado cuerpos más desgastados y almas más exhaustas.

El hecho es que los costos de las jubilaciones están disminuyendo en proporción al PIB y el pronóstico dice que seguirán disminuyendo. En otras palabras, la productividad ha aumentado, y por lo tanto deberíamos trabajar menos, pues en una hora de trabajo producimos cada vez más. Entonces la edad de la jubilación debería bajarse no subirse.

La mayor productividad, el mayor PIB, origina más ganancias que no precisamente van a asegurar buenas jubilaciones sino van a la cuenta de las ganancias de las grandes empresas.

Fuente:

http://proletaren.se/artikel/ett-plaster-pa-saren-i-pensionsfragan-men-kan-vi-lita-pa-s/