Argentina

Macri$mo - Vicentín: Amigo$ $on los amigo$

La convocatoria de acreedores del grupo Vicentín es uno de los nuevos escándalos a que tiene acostumbrados la sociedad, los empresarios irresponsables. Su deuda supera los 1.000 millones de dólares.

Pero unos días antes que Mauricio Macri dejara el gobierno, el Banco Nación conducido por Javier González Fraga, le otorgó un nuevo préstamo.
A la semana de terminar de cobrar, Vicentín cesó sus pagos.

Lo cierto ha sido que durante la gestión de Cambiemos (Macri y sus socios radicales), le otorgaron a través del mayor banco público argentino préstamos por… 18.182 millones de pesos (más de 280 millones de dólares).
El último, el de noviembre del año pasado, recibió uno de $ 5.785,4. Y tras ello dejaron de pagar… Una maniobra –al menos- sospechosa, y por ello ya está en manos de la justicia.

El cierre o caída del grupo Vicentín significaba cierre de empresas, no compra a 3.000 productores cerealeros, y miles de trabajadores en la calle. Por ello el Estado decidió la intervención. No de una empresa floreciente, sino de una firma quebrada.

El radical designado por Macri al frente del Banco Nación, González Fraga está imputado por parte del fiscal federal Gerardo Pollicita, junto con los responsables de la firma Vicentin, Alberto Padoán y Gustavo Nardelli. SE habla de una “posible existencia de una maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional a través del otorgamiento irregular de préstamos por parte del Banco de la Nación Argentina a favor de la firma Vicentin S.A.”. Investiga el juez federal Julián Ercolini.

Se sabe que el endeudamiento que fue acumulando Vicentin con el Banco Nación superó los límites a los que podía acceder en función de la normativa correspondiente fijada por el Ente Regulador para las Grandes Empresas. Pero el macrismo no hizo caso a ello y la firma logró la refinanciación que requería sin hacer las cancelaciones correspondientes para volver a encuadrar en la normativa.

Esa decisión de violar la normativa del Banco Central no fue tomada por un acto administrativo del directorio del Banco. Fue una decisión que corrió bajo la responsabilidad de las Gerencias a cargo. De esta forma queda en claro que los responsables políticas del banco (puestos por el macrismo) no quisieron hacerse los responsables (¿?) de esta decisión.

De la deuda total con el Banco Nación acumulada al momento de la convocatoria de acreedores, 18.182,3 millones de pesos (casi la tercera parte: 5.785,4 millones), le fueron otorgados en el mes de noviembre de 2019.

Esa entrega se hizo con la firma en cesación de pagos (¡!). Ello consta en las 26 autorizaciones de crédito que el Banco Nación le otorgó a Vicentin entre el 8 y el 26 de noviembre para que retirara en créditos de prefinanciación de exportaciones 95,5 millones de dólares.
Una semana después del último retiro… la empresa presentó convocatoria de acreedores.

El grupo posee oficinas en: Avellaneda, Reconquista, San Lorenzo, Ricardone, Rosario y Ciudad de Buenos Aires; Sao Paulo, y Montevideo. Algunas de las empresas que controla el grupo son: Río del Norte (agroindustrial), Buyanor (elaboración y fraccionamiento de algodón y pañales), Enav (elabora jugos concentrados de uva que se exporta en su totalidad), Algodonera Avellaneda (desmonte de algodón, comercialización de fibra y derivados), Oleaginosa San Lorenzo (industrialización de semillas), Deferol (financiera e inversiones), FRIAR (faena de hacienda vacuna para mercado interno y exportación), Renova (aceites vegetales y grasas animales), Emulgrain (producción y comercialización de aceites vegetales), Juviar (produce mosto y vinos), Terminal Puerto Rosario (servicios complementarios para transporte por agua), Sir Cotton (actividad agrícola), Sottano (bodega mendocina), Playa Puerto (logística), Renopack (fasón y fraccionado de aceites vegetales), Biogas Avellaneda (producción de biogás para generación eléctrica), ARSA (productos frescos de SanCor)… Entre otras actividades –controladas por el fondo Vicentín Family Group- se cuentan el acopio y exportación de miel, hilandería, textil, biocombustibles, y feedlots.

Participa de otras empresas como: Industria Agroalimentaria Latam, Maic Inversora, Vicenín Paraguay, Vicentín Europa, Vicentín Brasil, y Vicentín Uruguay.
La cantidad de empleados supera los seis mil. El fuerte del grupo es el negocio de crushing y comercialización de maíz y otros cereales sin procesar (los que compra localmente o en Paraguay). Algunas de sus marcas son: aceite Vicentín, Yogs, Shimy, Sancorito, Los Corrales de Nicanor…
Los memoriosos citan que el grupo Vicentín ha sido uno de los que más aportes hizo a las campañas electorales de Mauricio Macri…

SANTA FE-ARGENTINA
suramericapress