Economía

Nobel de Economía para un investigador que negó la relación entre desempleo y subida del SMI

El salto    17.Oct.2021    Mundo

El anuncio del Nobel económico para el norteamericano David Card y otros dos investigadores de la economía del trabajo es saludado en España por los defensores de la subida del salario mínimo.

La Real Academia sueca de las Ciencias anunció el lunes por la tarde que había concedido el Nobel de Economía a los investigadores norteamericanos David Card, Joshua D. Angrist y Guido W. Imbens, en el caso de Card por sus “contribuciones empíricas a la economía del trabajo” y en el de Angrist y Imbens por sus “contribuciones metodológicas al análisis de las relaciones causales”. Algunas de las investigaciones citadas por la academia sueca se han ocupado de la relación entre las subidas del salario mínimo y el nivel de desempleo, caso del principal premiado, David Card, lo cual ha generado un debate en los medios de comunicación y redes sociales en España por su relevancia para las diferentes subidas del salario mínimo decretadas por el Gobierno de coalición.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, saludó la concesión del Nobel a Card en su cuenta de Twitter.

La nota de prensa de la academia sueca efectivamente reconoce cómo los estudios de Card de principios de los años 90 sobre “los efectos en el mercado de trabajo de las subidas del salario mínimo, la inmigración y la educación” […] “desafiaron el conocimiento convencional” y mostraron, “entre otras cosas, que subir el salario mínimo no conduce necesariamente a una bajada del empleo”. El anuncio del Nobel también menciona otras importantes conclusiones de los trabajos de Card, como la relación positiva entre la inmigración y los ingresos de los trabajadores nativos, o el posible efecto negativo que la inmigración reciente puede tener sobre los ingresos de trabajadores inmigrantes llegados con anterioridad. Por último, el anuncio del Nobel también reconoce la importancia de los descubrimientos de Card sobre la relación entre los recursos destinados a la educación y la carrera laboral.

El anuncio de la academia sueca, que reparte la mitad del premio (algo menos de medio millón de euros) para Card y la otra mitad para Angrist e Imbens, destaca tanto la utilidad social de los resultados de estas investigaciones como su relevancia metodológica. En el caso de Card, el Nobel reconoce la obtención de datos empíricos a través de “experimentación natural” y cita el ejemplo de su estudio (firmado con el ya fallecido Alan Krueger) sobre las subidas del salario mínimo experimentadas en 1992 en los estados de Pensilvaia y Nueva Jersey (EE UU). La investigación de Card y Krueger estableció sendos grpos de control en el sector de la hostelería en el este de Pensilvania y en Nueva Jersey, y determinó que la subidas del salario mínimo no afectron negativamente al nivel de empleo.

El reconocimiento a Joshua Angrist y Guido Imbens hace más incidencia en la relevancia metodológica de sus investigaciones, también en el campo de la experimentación natural. Esta, dice la academia, puede ofrecer “conclusiones precisas sobre causa y efecto”, y cita como ejemplo las investigaciones de ambos a medioados de los 90 sobre el efecto de expandir la educación obligatoria por periodo de un año etre un grupo de estudiantes.

elsaltodiario.com