Ocho datos de cómo la industria farmacéutica entorpece el combate contra la pandemia

Redacción Central    29.Abr.2021   

El inmunólogo cubano Agustín Lage Dávila, asesor científico y comercial del grupo BioCubaFarma, fue entrevistado en el sitio web Cubadebate y ahí expuso algunos datos de las distorsiones creadas en el área de la salud por dejarla en manos de actores corporativos y no bajo el control del sector público.

La llegada de la pandemia ha dejado más que claro que la industria farmacéutica responde a las necesidades del capitalismo y no a la salud de los pueblos.

El inmunólogo cubano Agustín Lage Dávila, asesor científico y comercial del grupo BioCubaFarma, fue entrevistado en el sitio web Cubadebate y ahí expuso algunos datos de las distorsiones creadas en el área de la salud por dejarla en manos de actores corporativos y no bajo el control del sector público.

- En el 2020, las 20 compañías farmacéuticas más grandes del mundo lanzaron alrededor de 400 nuevos ensayos de medicamentos: casi la mitad eran antitumorales, y solo 65 para enfermedades infecciosas, según un análisis de Bloomberg.

- De esas 20 compañías, solo cuatro tenían una unidad de investigación de vacunas.

- Mientras las farmacéuticas financian investigaciones científicas en la etapa final, cuando ya está asegurada la rentabilidad del producto, el sector público, universidades y asociaciones, financian la investigación de alto riesgo en las fases iniciales, según un informe del UCL Institute for Innovation and Public Purpose, de la University College London.

-El sector privado obtiene beneficios en forma desproporcionada con respecto al sector público.

- La mayoría de los productos farmacéuticos aprobados desde 2018 han estado enfocados en enfermedades no transmisibles, porque son más rentables que enfermedades transmisibles, indica el Índice de Acceso a la Medicina, con base en los Países Bajos.
“En el caso de la COVID-19, la industria solo habría empezado a moverse una vez que quedó claro que el brote afectaba tanto a países ricos como pobres, pues eso abrió el potencial de ‘ingresos farmacéuticos sustanciales’”, relata el doctor Lage Dávila.
-
La Organización Mundial de la Salud maneja el concepto de la división 90-10: El 90% del dinero de la investigación médica en el mundo es para enfermedades que afectan al 10% de la humanidad, mientras que las enfermedades que afectan al 90% de la humanidad ocupan el 10% del gasto en investigación.
“El sector farmacéutico factura alrededor de 1.3 billones de dólares anuales. Es una industria colosal, pero más del 70% de todos los productos farmacéuticos los fabrican 15 empresas de los países ricos. Es una industria de mucha ganancia, muy concentrada”, añade Lage Dávila.