Honduras

Periodista que denunció corrupción por parte del Fiscal General Adjunto, teme por su vida

El periodista David Romero, Director de Radio Globo, responsabilizó, durante la transmisión del noticiero matutino del 20 de agosto de 2014, al Fiscal General Adjunto del Ministerio Publico (MP), Rigoberto Cuellar y su esposa Sonia Gálvez, de cualquier atentando en contra de su vida y la de su familia.

Según el periodista, sus constantes denuncias sobre actos de corrupción del Fiscal General Adjunto y su esposa Sonia Gálvez a través de la “operatividad de un cartel disfrazado de bufete de nombre, Cuellar. Gálvez-López”, es la causa que ha puesto en situación de riego su vida y la de su familia.

“Temo por mi vida, porque estoy enfrentado al poder institucionalizado desde el Ministerio Público, por las denuncias de cómo este bufete maneja los casos más grandes que llegan al Ministerio Público y además utiliza los bienes de la institución para trabajo privado del bufete, por esa razón la señora Sonia Gálvez, mujer de Rigoberto Cuellar ha instruido, sin ser funcionaria del Ministerio Público, una persecución en mi contra”, agregó Romero.

“El viernes anterior (15 de agosto), Sonia Gálvez, la esposa del Fiscal General Adjunto, que no es empleada del Ministerio Público, le preguntó a Claudia Díaz, asesora personal del Fiscal, que como iba el caso de Flores Lanza, ( exfuncionario del Gobierno de Zelaya). Le dijo textualmente, ¨hay que hundir a ese hijo de puta y hay que meter en el paquete a David Romero, hay que mandarle a investigar las cuentas y bienes desde el 2009, porque a ese hijo de puta también lo quiero ver preso¨, de eso tengo la grabación”, aseguró el periodista.

“La asesora Claudia Mejía le contestó que iba a asignar, a esa tarea, a dos de los mejores analistas y que a cambio del trabajo de investigación los colocaría en la policía de investigación, sin que pasen la prueba de confianza”, precisó Romero.

Además, el periodista, afirmó que es de su entero conocimiento que desde el Ministerio Público se han investigado sus cuentas bancarias y registro de propiedades.

El periodista dijo que “en un afán por callarnos, este grupo de mafiosos encabezados por Rigoberto Cuellar y su esposa han iniciado una campaña de amenazas a muerte en contra de su servidor y desde la última semana una motocicleta color amarillo, marca zuzuki, conducida por una hombre chaparro, de bigotes, me ha estado persiguiendo”.

Ante la gravedad de las denuncias el periodista se apersonó al Ministerio Publico (MP), para interponer la formal denuncia, pero no fue atendido aduciendo falta de personal, por tal razón Romero acudió al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras (CONADEH) y al Comité de Familiares Detenidos y Desaparecidos en Honduras (COFADEH).
Comité por la Libre Expresión, C-Libre/ para suramericapress