SOLdePAZ rechaza premio Sajarov a golpista boliviana

Rebelión    16.Oct.2021    Bolivia

SOLdePAZ.Pachakuti considera un retroceso inadmisible el que los diputados ultras hayan logrado que la candidatura de la golpista Añez llegue a finalista del Premio Sajarov.

Rechazamos el contubernio del Parlamento Europeo con el golpismo en Bolivia.

Se trata de una afrenta a la democracia, en Europa y en Latinoamérica.

Se trata de un latigazo a las víctimas de los 11 meses del gobierno de facto que presidió Añez, con las masacres de Sacaba y Senkata entre otras enormes vulneraciones constatadas por delegaciones internacionales, entre ellas el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

El gobierno boliviano ha considerado “como un atropello a la razón y a la lógica más elemental el postular a Añez a un premio de esta naturaleza”. Pero ni el gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia ni nadie con un mínimo de dignidad puede analizar sin sonrojo que una instancia legislativa como el Parlamento Europeo pueda tener entre sus valedores destacados a reconocidos ultras, los mismos que fueron a hacer ola al golpismo, en contravía de las propias orientaciones del gobierno español, y poniendo en peligro incluso a los escoltas del servicio español en la embajada.

El Sajarov se deslegitima de nuevo, pero lo más grave es la bofetada a los derechos humanos que se desprende de la nominación golpista, que pretende entablar un juego de negacionismos sobre hechos tan recientes y dolorosos, que incluso están siendo enjuiciados por las instancias bolivianas.

Un premio Sajarov que se considerara en los términos de sus supuestos objetivos para el caso boliviano tendría que ir destinado a los familiares de los muertos de las masacres cometidas por el gobierno de Añez en Senkata y Sacaba. O bien a la alcaldesa Patria Arce (hoy senadora) cuyas imágenes siendo humillada, golpeada, exhibida con pintura roja y el pelo cortado, pudieron compartirse durante la dictadura. O bien a los numerosos periodistas comunitarios cuyas emisoras fueron intervenidas y ellas y ellos amarrados como animales, imponiendo una censura que ocultara los hechos terribles del Golpe.

Un premio que intentara respetar los derechos elementales en Bolivia podría ir destinado a las organizaciones sociales que, una vez repuestas del shok de la represión de Añez, obligaron a realizar la convocatoria electoral, varias veces postergada, para quitarse (con el voto) de encima al golpismo y los golpistas.

Para SOLdePAZ.Pachakuti no se sabe qué es más grave, si la afrenta del premio-medalla otorgado recientemente por España al mandatario colombiano señalado de máximas vulneraciones a los derechos humanos, o este reconocimiento explícito que hace el PE a las cavernas del golpismo en la patria de Bartolina Sisa y Tupac Katari.

Rebelión