Bolivia

Subnacionales: dedazo, soberbia y decadencia del MAS

El Movimiento al Socialismo (MAS), ha impuesto algunas características de comportamiento a su militancia y una de ellas es la soberbia. No es que no sea necesario la rebeldía de un pueblo y la de un revolucionario, al contrario, es un requisito para conducir a las masas, en conceptos marxistas.

El Movimiento al Socialismo (MAS), ha impuesto algunas características de comportamiento a su militancia y una de ellas es la soberbia. No es que no sea necesario la rebeldía de un pueblo y la de un revolucionario, al contrario, es un requisito para conducir a las masas, en conceptos marxistas. No obstante, esa forma de comportarse de los jefes del partido de gobierno, ha sido heredada sin muchas modificaciones por otros actores políticos de ese partido.

Evo Morales es de por sí una persona que no respeta las reglas de juego que él mismo se impone. Esa conducta es nada menos que natural de la vieja dirigencia sindical corrupta, podrida y carcomida del siglo pasado, que se viene arrastrando hasta este siglo. Una práctica nauseabunda, para personas con cierta ilustración intelectual y honestidad.
Al jefe del partido no le gusta ilustrarse, porque no es su naturaleza, ni es su pasión (se percibe así), él piensa y planifica en sus noches antes de su descanso o en sus horas de soledad una cierta cantidad de acciones y los va imponiendo a sus bases.
Para Morales no es necesario la formación de nuevos liderazgos con cierta calidad ideológica e intelectual, porque es un caudillo al que le gusta que le idolatren desde el portero hasta el Ministro. Por tanto, mucho menos se va a dedicar a formar jóvenes, por eso no se le escucha hablar sobre la importancia de la formación intelectual y académica (en eso Felipe Quispe fue de otra estirpe), al contrario despotricará una cierta cantidad de sandeces en contra de gente que ha hecho sacrificios para lograr credencial académico e intelectual.

Hemos resumido tres características del jefe (hay muchas más), y sobre esas descripciones ha girado el dedazo de los candidatos a las alcaldías y gobernaciones. Pero haré referencia a los excandidatos a la alcaldía de El Alto y la gobernación de La Paz y porqué han sido derrotados.

Yo soy un ciudadano de a pie, me pongo en los zapatos del paceño y del alteño. Me colocan como candidato a Ratuki (rápido), pero los alteños contrarios a este candidato lo han traducido en Rataki, que sería: ratón nomas es, lo que es lo mismo, ladrón o corrupto.

El alteño ilustrado o con cierto grado académico (incluido jóvenes), supongo (hipótesis) se habrá jalado del cabello más de una vez, porque Evo Morales les obliga a los alteños militantes y simpatizantes del partido azul que su candidato es el ex dirigente campesino de radio suburbano de El Alto, Zacarías Maquera, y deben votar por él, quien (parece), por así decirlo, se habrá inscrito haciendo malabares a corriditas a la Carrera de Comunicación Social de la UPEA, para embaucar ineptos y para salir a decir ante la prensa y el electorado que él también es universitario, pero para su desgracia nadie le ha dado importancia a ese dato, sino fue encasillado como un viejo dirigente sindical, ex concejal, ex alcalde corrupto y caduco, además, representaba la vuelta de una generación en decadencia en todos los sentidos de la palabra. Por lo que, votar por ese candidato habrá sido un insulto para el electorado serio.

Ese candidato ante los medios se ha expuesto como un buen “alumno” del jefe, cumpliendo las “cualidades” descritas de 1 al 3, pero en el nivel más bajo como una copia barata. Una de las muchas explicaciones de la derrota del ex candidato a alcalde de El Alto.

Ahora vamos a describir al ex candidato a la gobernación de La Paz y su derrota. Si Zacarías Maquera fue una copia barata del jefe, este no es distinto. En una de sus intervenciones durante la campaña y en la que explicaba su plan de gobierno departamental, indicó lo siguiente: “segundo eje temático. Construiremos el complejo industrial en el parque qallut’aqa bajo dos aspectos, uno transformar nuestras materias primas con valor agregado, pescados en sardinas…”, desde entonces se quedó con la etiqueta “sardinas” (Como si las truchas que se producen en los criaderos por arte de magia se convirtieran en sardinas y dejaran de ser truchas). Claro muchos activistas e intelectuales antirracistas salieron a la defensa ante el linchamiento virtual masivo, intentando explicar que en el campo a todo producto enlatado de pescado lo llaman sardinas.

Los intentos de explicación y defensa al candidato han sido reducidos en memes y burlas que han tumbado la imagen del personaje en cuestión de segundos y minutos. Este hecho particular nos tiene que llamar la atención y no debe quedar en una anécdota electoral.

Hasta la parte del valor agregado parece ser perfecto, inclusive como ejemplo el convertir el pescado en sardinas puede parecer algo normal y que así se entiende al enlatado de peces en el campo, como así se quiso explicar luego. Lo que nadie quiso explicar fue el nivel de formación, intelectual y la seriedad del candidato, del por qué ha puesto esas palabras ante un ejemplo sobre la industrialización de los pescados.

La respuesta es simple. Flores no ha sido un buen político, ni buen estudiante universitario, moral y legalmente se dice que ha tenido serios problemas en su municipio de Sica Sica; a estos datos hay que agregar la limitación en la formación ideológica y la sobrada y comprobada soberbia. No existe ningún rastro académico intelectual de él, porque al que escribe y lee, la dicción no le traiciona y las palabras se hilan de manera natural en el discurso.

Por lo expuesto el electorado del departamento de La Paz, estaba ante un candidato mediocre y con pasado oscuro. Que solo garantizaba soberbia, decadencia y maltrato al departamento, como títere de Chapare. Ante esta realidad, el destino del candidato, además, de otros errores que seguía cometiendo el gobierno y los dirigentes azules, como la vuelta al escenario público de la vieja élite del MAS, desde el ex presidente Morales terminando en el ex ministro Juan Ramón Quintana que daban instrucciones y líneas de acción al gobierno y a los candidatos, porque el elector sano siente hastío de esta cúpula, el candidato en cuestión tenía un final irreversible de derrota.

Al contrario los electores de sectores acomodados de La Paz han optado por un novato sin experiencia en la política, pero fiel a sus principios y más honesto respecto de su contrincante, que estaba embaucando con su propuesta de industrializar La Paz, cuando todos los paceños han sido testigos de los 14 años del gobierno del MAS, que se ha dedicado a maltratar a ese departamento y postergar el desarrollo, mientras beneficiaba con recursos y obras a las nuevos oligarcas blancos de Santa Cruz y a su querido Chapare. Por pura bronca y hastío al MAS, han decidido votar por el hijo del extinto Felipe Quispe Huanca, haciéndole gobernador.

http://www.tanitani.de/index.php?id=subnacionales-dedazo-sobrebia-y-decadencia-del-mas